Un argentino cuida sitios históricos del Che

Marcelo Lezcano, un argentino de Rosario (donde nació Ernesto CHE Guevara) se quedó en Valle Grande - Bolivia, después de recorrer en bicicleta miles de kilómetros por el mundo. Sus ilusiones, experiencias y sentimientos las cuenta a la revista temascbba.com

Un argentino cuida sitios históricos del Che

EN diciembre de l999, comenzó su aventura en bicicleta desde Rosario junto a su amigo Fabio Giorgio para recorrer 16 países de América Latina y El Caribe. Marcelo estuvo en Cochabamba varias veces. En su última visita, dialogué con él sobre su primera aventura que se remonta al 2000.

 

-El viaje de más de un año no solo me llevó a conocer lugares, paisajes de ensueño, caminos y una interminable lista de amigos, sino que además, fui conociendo este maravilloso continente y descubriendo al personaje del que durante años yo había escuchado hablar, el Che. Hasta entonces no tenía ni idea de quién era, ni porqué fue tan reconocido en el mundo entero-, cuenta.

 

Confiesa que no tenía hábito de la lectura, de hecho, detestaba los libros, pero, el interés por descubrir quién era “El Che”, lo llevó irremediablemente a leer sobre él. Tanto así, que durante el viaje se devoró casi 20 libros en el año de pedaleo.

 

En noviembre de 2000 pisó Cuba por primera vez. -Para entonces, ya había acumulado mucha información, sobre el comandante Ernesto Che Guevara y la Revolución Cubana que tanto me había cautivado-.

 

Recuerda que en Cuba afianzó sus ideales, convicciones y enseñanza de lo que es -una nación con dignidad, libre y lejos del colonialismo invasor norteamericano-. En definitiva, dice luego, -el viaje por América me llevó a tomar una postura y un ideal social/comunista que mantengo firmemente hasta el día de hoy-.

Un argentino cuida sitios históricos del Che

Primera vez en Vallegrande

 

El 21 de enero de 2003, Marcelo llegó por primera vez a Vallegrande. Estuvo dos semanas y aprovechó par a realizar trabajos voluntarios en los sitios históricos, como la fosa del Che y el sitio de Tania, la guerrillera, visitando además La Higuera, lugar conocido en el mundo por la muerte del Che en octubre de 1967. -Me estoy refiriendo a la captura y asesinato del comandante Che Guevara-, afirma.

 

Durante los meses de julio a octubre de 2014 volvió a Vallegrande, para una rigurosa preparación física y de entrenamiento y cumplir su proyecto de vida: recorrer en bicicleta el mundo entero. Vallegrande fue escogida por sus condiciones climatológicas, geográficas y de seguridad. Fue ese año que estrechó vínculos con integrantes de la Brigada Médica Cubana allí presentes y participar con ellos en actividades relacionadas con la historia de la guerrilla del Che. Luego retornó a Rosario, su ciudad natal, de donde el 4 de enero de 2015, comenzó su anhelado sueño, dar vuelta al mundo en bicicleta, que según su planificación tendría duración de unos 15 años.

 

El amor y la aventura

 

Nancy Paolini, una joven mujer, también de Rosario, hoy es su pareja y el gran amor de su vida. Marcelo recuerda: -Dos días antes de iniciar mi larga vuelta al mundo en bicicleta, me reencontré con Nancy, a quien había conocido en un cumpleaños de una amiga en común meses atrás. Esa tarde que nos vimos me enamoré perdidamente de ella, pero ella y sin que yo lo supiese llevaba meses enamorada de mí-. Agrega: -Desde ese momento nunca más, ni un solo día, ni un solo instante dejé de pensar en ella. Con el pasar de los días, las semanas y los meses la fui extrañando más y más-.

 

Después de 13 meses y más de 20 países africanos recorridos en bicicleta, junto a dos de sus amigos, Marcelo toma una decisión indeclinable: dejar todo y volver a la Argentina en busca del amor de Nancy. El 9 de marzo de 2016 partió su vuelo desde Luanda, Angola, África, hacia América. -Después de más de un año, al día siguiente de mí llegada a Rosario me reencontré con Nancy para no separarnos más…-

¿Y porqué volviste a Vallegrande? ¿Tenías alguna misión en mente?

-Con Nancy, planificamos un programa de entrenamiento físico con el fin de estar  en forma para un proyecto a muy largo plazo, recorrer el continente europeo en bicicleta. Teníamos que juntar dinero, pues en Vallegrande antes ya tuve experiencia trabajando como “tatuador” y sabía que el lugar era propicio para reunirlo-. Marcelo agrega que el 29 de marzo de 2016 volvió a Vallegrande junto con Nancy, para permanecer hasta hoy.

 

La propuesta de Cuba

 

Marcelo Lezcano logra contactos fortuitos con integrantes de la Brigada  Médica Cubana. Un buen día le comunican que Cuba necesita un encargado que se ocupe del mantenimiento de los sitios históricos del Che. -Nada tuve que pensar y enseguida mandé mi currículo a la Embajada que tomó la decisión de ofrecerme un contrato laboral por 5 años como Encargado de mantenimiento de los sitios históricos de la guerrilla del Che-.

 

Veo que te sientes feliz con el cargo. ¿Algo en particular te alienta?

 

-Comencé mis funciones en el cargo el día 1° de abril del corriente año 2017. En lo personal me siento realmente feliz por varios motivos: 1.- Estoy haciendo algo que siempre desee hacer. 2.- Estoy trabajando con los cubanos, un pueblo al que siempre admiré y con el que me siento sumamente identificado. 3.- Siento que estoy aportando un pequeño granito de arena ayudando en el mantenimiento de estos sitios que son tan queridos por mí. 4.- Con este trabajo me siento más unido a la Revolución Cubana-.

¿Crees que Vallegrande es importante para los bolivianos?

 

-Sigue siendo un pequeño pueblo perdido quizá en la memoria de los bolivianos. Como geografía para turismo no tiene atractivos. El 100% de los visitantes extranjeros que llegan a Vallegrande, lo hacen únicamente para conocer los sitios históricos de la guerrilla del Che-.

 

Acaba de celebrarse un acontecimiento en Vallegrande: 50 años de la muerte del Che. ¿En la perspectiva global todavía es importante la figura del heroico guerrillero?

 

-Creo que sí. Por lo menos yo soy más guevarista que antes. Es evidente que se esperaba unos 50 mil visitantes, pero sólo se llegó a unos 10 mil. Hubo muchos factores que conspiraron contra este acontecimiento-.

¿Sorprendente, verdad?

 

-La verdad que sí. Los que llegaron, en especial miles de jóvenes de todos los rincones de Bolivia y de otros países, son militantes revolucionarios que creen en el aporte del Che a la lucha contra el imperialismo. Son jóvenes, sobre todo, que creen en el ejemplo, la integridad moral y humana del Che-.

 

Claro. ¿En un verdadero revolucionario?

 

-Sin duda, así lo veo-.

 

Pero no solo los jóvenes le rindieron homenaje, había experimentados militantes de la izquierda latinoamericana con larga data y veteranos guerrilleros, como el “Pombo” Villegas, a quien yo conocí en Cuba y lo entrevisté. Ellos, como “Pombo”, reafirmaron en Vallegrande el ideal del Che. ¿De aquí hacia el futuro será todavía importante visitar los sitios históricos del Che?

 

-No lo sé. Creo que hay mucha gente interesada en que desaparezca la “Ruta del Che”. Con decirte que antes de la celebración de los 50 años, se intentó convertir el Mausoleo del Che, en karaoke. Es una pena, pero yo y muchos seguimos siendo más guevaristas y defenderemos los sitios históricos”. El gobierno nacional cooperó mucho para el éxito del aniversario, frente a la indiferencia de las autoridades locales. Tenían que llegar varios presidentes, pero sólo estaba el presidente Evo Morales-.
 

Un argentino cuida sitios históricos del Che

<El periodista Simón Figueroa, estuvo dos veces en Cuba, en una de ellas entrevistó al Gral. Harry “Pombo” Villegas, que acompañó hasta las últimas horas al Che en la Higuera. La entrevista se publicó en el diario Opinión en 1995>

Redaccion:

Simón Alberto Figueroa Reynaga

Simón Alberto Figueroa Reynaga

Periodista, Editor General Revista TEMAS cbba

cochabamba.safi@gmail.com