UN SOLO FRENTE; YO PRESIDENTE

El poder de las urnas será nuevamente el faro iluminado que guiará a los bolivianos para fortalecer y profundizar la democracia que ya no admite improvisaciones ni burlas. (Infografía tecreview.tec.mx)

UN SOLO FRENTE; YO PRESIDENTE

En el puzle político-electoral del  momento los jefes de partidos y líderes cívicos emergentes  juegan a conformar un solo frente con determinismo inexcusable: “Yo presidente”, menospreciando la política como ciencia  y praxis, su lógica, mecanismos propios y dinámica de funcionamiento que requiere precisión y experiencia para no equivocarse.

Error de cálculo en política es equivalente a salto al vacío y los   líderes cívicos Fernando Camacho y Marco Pumari acaban de cometerlo dejando ver sus miserias de naturaleza intrínseca al publicarse audios improvisados que comprometen su solvencia moral cuando los bolivianos esperaban una sólida alianza de ambos insurgentes para encabezar la ansiada fórmula presidencial en las próximas elecciones enarbolando un nuevo modelo de país capaz de reemplazar al esquema aún vigente del MAS.

La Biblia y la Imagen Sagrada de la Virgen María fueron utilizadas con fundamentalismo religioso exagerado por ambos  dirigentes como símbolos de pureza y justicia, lucha  del bien contra el mal; la batalla contra el anticristo en los aciagos días de la convulsión social con el objetivo, según ellos,  de sacralizar espacios malignos del Palacio de Gobierno.  El discurso egocentrista en nombre de Dios hoy es un recuerdo cruel y perverso porqué se jugó con sentimientos nobles. El libro de los libros en todos sus capítulos y versículos  siempre enseña la palabra  amor y respeto al prójimo. El encono madrugador demuestra todo lo contrario: inconsecuencia,  manipulación, deslealtad y traición recíproca.

 La promesa inicial de construir un frente cívico-político renovador dirigido por  Camacho y Pumari ya no existe hoy porque la ética que encumbra la dignidad de todo ser humano fue dañada por ellos mismos. Su desatino, exitismo y soberbia encegueció la mente y su corazón. No son creíbles. Cada uno irá por su lado, como proclamó a los cuatro vientos el cívico cruceño anunciando, además, que fue él quien separó a Pumari de la fórmula y lo reemplazará   con una mujer de occidente como candidata vicepresidencial.

 “Un solo frente, yo presidente”,  no es peyorativo. Todos invocan privilegios al momento de hablar de fórmula de  unidad. ¿Quién es el indicado para encabezarla? Los presidenciables están enjaulados en su propio laberinto sin encontrar la salida que buscan. Si Camacho mantiene su decisión de ser candidato del histórico MNR que en las últimas fallidas elecciones de hecho perdió su personería jurídica por la escasa votación lograda por Virginio Lema, remará contra la corriente en un proceloso mar electoral. Pumari desacreditado por el grupo Camacho, aún de conseguir una sigla partidaria, su camino será cuesta arriba. Ya se pide en diferentes ámbitos de la sociedad que ambos renuncien a su aspiración de ser candidatos.

La anticipada autoproclamación de Camacho prescindiendo  de Pumari beneficia a Comunidad Ciudadana de Carlos Mesa y al Movimiento al Socialismo, cuyos candidatos siguen en reserva. Mesa cuando se afilió al FRI para ser candidato, organizó de inmediato la alianza CC con SOLBO del alcalde Luis Revilla. Su lema: un gobierno de los ciudadanos para los ciudadanos, fue la mejor estrategia para evitar la conformación de una mega coalición con partidos de la vieja historia política. Incluso cuando recibió apoyo de Samuel Doria Medina, fue cauto en su respuesta  le  agradeció sin prometer cuotas de poder,  pero si hay  una entente, Doria Medina se uniría finalmente al proyecto  Mesa Presidente - Gustavo Pedraza Vicepresidente fortaleciendo la CC que de pronto se extendería como verdadero frente amplio con un líder experimentado y no improvisado con reales posibilidades de alcanzar el poder.

Las otras candidaturas bien estructuradas emergerán del Movimiento Social Demócrata de Rubén Costas y del Movimiento al Socialismo. La estrategia de Costas sigue siendo enigmática y no se avizora  una definición con Camacho no obstante de existir  intereses empresariales que proteger y supremos compromisos que tienen que ver con el Federalismo, las Autonomías y el Pacto Fiscal.  Costas no parece  sacrificar al hombre clave de Demócratas, Oscar Ortiz.

El MAS, todavía sin un líder notable aspira sobrepasar su votación de octubre con participación real de su militancia y simpatizantes. Su ampliado de dirigentes en Cochabamba se hizo la promesa de ganar las elecciones sin Evo comenzando la carrera con 35% de su voto duro asentado en el trópico y pueblos indígenas  anticipando probables nombres de Eduardo Rodríguez Veltze, Luis Arce Catacora, Luis Alberto “Gringo” Gonzales, Guido Pari y Andrónico Rodríguez , David Choquehuanca y Adriana Salvatierra

Hacia un futuro próximo se advierte tres grandes  conglomerados políticos: el bloque ultraconservador y fundamentalista con Luis Fernando Camacho, la izquierda organizada en movimientos sociales con el MAS y el centro equidistante (izquierda-derecha) con Carlos Mesa. Un constructo, sólo de ensayo, en ese escenario, muestra que el líder de CC tendría mayores posibilidades de éxito en las futuras elecciones nacionales bajo el argumento que la mayoría de la población no acepta radicalismos  que conducen a la violencia y el odio.

 

Redaccion:

Simón Alberto Figueroa Reynaga

Simón Alberto Figueroa Reynaga

Periodista, Editor General Revista TEMAS cbba

cochabamba.safi@gmail.com