COLEGIO PILOTO EN HUERTOS Y EDUCACIÓN AMBIENTAL
COLEGIO PILOTO EN HUERTOS Y EDUCACIÓN AMBIENTAL
...
Estudiantes de nivel primario aprenden técnicas de cultivo y cosecha con resultados exitosos con miras a la primera feria exposición y venta de sus verduras y hortalizas. (Fotos-Amerinst).
Redacción Central
5 de mayo de 2023
plantilla-4

COLEGIO PILOTO EN HUERTOS Y EDUCACIÓN AMBIENTAL

La Unidad Educativa Instituto Americano se convierte en el colegio piloto en huertos escolares y educación ambiental urbana en la ciudad de Cochabamba impartiendo prácticas guiadas sobre manejo de suelo, cultivo y cosecha de productos ecológicos como parte de su formación integral, cuya experiencia será útil en su vida cotidiana con efectos positivos hacia el futuro.

Los programas fueron impulsados desde 2019, en su fase experimental, con la presentación de la “Primera Feria del Agua y el Medio Ambiente”, donde los estudiantes del nivel básico presentaron pabellones organizados por ellos para demostrar sus conocimientos sobre el manejo de la basura orgánica y separación de residuos sólidos. Después se presentó el informe final del “Inventario Florístico”, realizado por dos expertos, donde se describe, también por primera vez, la existencia de árboles y arbustos mayores nativos y exóticos en “un área digno de estudio de riqueza florística y posterior clasificación como bosque urbano de preservación con alta biodiversidad”. El Instituto Americano, es el primer establecimiento educativo de Bolivia en contar con una superficie aproximada de 6 hectáreas, según dato obtenido mediante Planimetría Google Earth.

“Los huertos escolares a partir de la presente gestión se organizan con dos componentes: el aprendizaje de abonar la tierra, plantar diversas especies, regarlas, protegerlas y cosecharlas. El objetivo también es lograr que los estudiantes comprendan mejor el significado e importancia de cuidar la naturaleza y la Madre Tierra como creación de Dios”, dijo a la revista TEMAScbba, el director del Instituto Americano, Lic. Reynaldo Portillo.

La comunidad educativa actualmente asume con mayor responsabilidad el deber de potenciar la conciencia ambiental de los estudiantes en defensa de la naturaleza y la producción ecológica de alimentos saludables mediante huertos escolares impartiendo educación transversal integrada a las materias regulares de enseñanza, expresó el Lic. Portillo.

El martes 2 de mayo, a horas 11.00 a.m. se realizó la primera cosecha de lechugas frescas para consumo inmediato a cargo de estudiantes del tercero Green bajo conducción de la directora del nivel primario del Instituto Americano, miss Magie Cárdenas, quien expresó sentirse muy satisfecha con el rendimiento demostrado por los alumnos en el cuidado de sus plantas.

En el huerto escolar, ubicado en el área oeste del colegio, ese día prevaleció emoción y mucha alegría entre los pequeños horticultores, quienes contagiaron su entusiasmo transformando el lugar en mágico ambiente y hermosa mañana llena de sol dotado por la prodigiosa naturaleza. Luego, las lechugas fueron convenientemente lavadas e higienizadas y preparadas con salchicha para compartir ricos sándwich.

El Lic. Portillo, elogió y felicitó el trabajo desplegado por el equipo multidisciplinario conformado por tres profesionales consultores ambientalistas: Kathya Sánchez (Ingeniera Ambiental) Eliana Alba (Bióloga) y Ariel Montaño (Ingeniero Agrónomo) expertos en educación ambiental y horticultura escolar, quienes apoyan las nuevas expectativas pedagógicas de las autoridades del Instituto Americano frente al cambio climático. Igualmente agradeció la participación activa de padres de familia que donaron materiales para el mantenimiento y crecimiento de los huertos. “Estoy muy contento de ver la sonrisa de los niños y niñas que ahora no sólo juegan en los patios del Instituto, sino que visitan a diarios los huertos, vigilan, cuidan, riegan sus plantas y son felices”, agregó.

Por su parte, la Lic. Eliana Alba dijo: “Los huertos escolares son importantes en el desarrollo de los niños, para la formación de diferentes aptitudes y desarrollo de valores entre estudiantes, por ejemplo, conocimientos sobre el crecimiento de las plantas, necesidades de las plantas y responsabilidad de cuidar las plantas. Se fortalece la amistad entre compañeros porque todos son parte de un proyecto, son responsables de lograr algo en grupo” y luego expresó: “además se logra respeto y empatía por los agricultores, porque comprenden el fuerte trabajo que representa la producción de alimentos y se estimula mayor conciencia sobre la amenaza que significa el efecto del cambio climático”

Las dos consultoras en educación ambiental, Ing. Sánchez y Lic. Alba, son ex alumnas del Instituto Americano, además, madres de familia, quiénes entienden la importancia lógica de compartir su experiencia y conocimiento profesional entre los estudiantes de la unidad educativa, cuya labor fue ponderada por el Director General.

A su vez, la Ing. Kathya Sánchez, reflexionó: “Los huertos escolares tienen una gran importancia para las instituciones educativas, porque se les da a los niños herramientas para conocer sobre una alimentación saludable, una producción agrícola sostenible y mantener el contacto activo con la naturaleza”. En criterio de la Ing. Sánchez, la importancia de los huertos escolares y su relación con el cuidado del medio ambiente tienen impacto positivo y multiplicador porque aumentan la biodiversidad dentro del colegio, absorbe dióxido de carbono y atraen polinizadores que llevan polen a otros lugares y otras especies benéficas para el control de plagas.

“Asimismo, los huertos escolares enseñan a los estudiantes a conservar áreas de suelo fértil, hacer más eficiente el uso de agua, conocer sobre las fluctuaciones del clima para el manejo del huerto y mejorar la calidad del aire. Los estudiantes de primaria tienen la oportunidad de aprender a sembrar y cosechar alimentos sostenibles y saludables”, indicó Sánchez a la revista TEMAScbba.

EQUIPO MULTIDISCIPLINARIO

El ingeniero Ariel Montaño, afirmó que el primer huerto escolar en el establecimiento educativo es cien por ciento ecológico y los estudiantes trabajan con abono natural, riego manual y agua limpia utilizando regaderas a diario. “Cada alumno vigila el crecimiento de su planta, examina y pregunta cuando advierte alguna anomalía. En realidad, es una satisfacción ver a los niños y niñas la dedicación que muestran con sus plantas, algunas de ellas, hasta llevan nombre propio”, expresó a TEMAScbba.

Los responsables de la horticultura escolar planifican realizar una feria exposición para la venta de legumbres y verduras como calabacines, lechugas, tomates, betarragas, apio, menta, hierba buena, romero, ruda, cilantro, cedrón, pimentones y brócoli de excelente calidad producidas sin agregados químicos como forma de proteger el medio ambiente. La comercialización de legumbres y verduras será otro factor clave para enseñar el valor y la calidad de cada producto y fijar el precio de venta al público consumidor.

Ya en 2010, hace más de 13 años, la FAO, aprobó recomendaciones sobre las prácticas hortícolas en las escuelas y dijo: Las prácticas hortícolas deben responder a preocupaciones ambientales y, por consiguiente, estarán documentadas y orientadas en todos los puntos por estudios ambientales. ///https://www.fao.org/red-icean/

Por esta razón, todos los programas de educación ambiental referidos a huertos escolares, se realizan mediante proyectos definidos previamente, analizados y aprobados por su factibilidad. En el caso de la Unidad Educativa Instituto Americano, en 2022, se dio luz verde para impulsar desde la presente gestión los huertos escolares que hoy ya tienen resultados alentadores, informó el Ing. Montaño.

Recordó que en el huerto escolar hay plantas aromáticas y medicinales a cargo de alumnos del primer, segundo y tercer nivel. La enseñanza–aprendizaje es de vital importancia porque pueden cultivar plantas con el mismo valor medicinal en el patio de sus domicilios. “Antes, nuestros abuelos no usaban tabletas medicinales, tampoco recurrían al médico, se curaban de sus enfermedades mediante plantas medicinales”, subrayó el experto.

En la enseñanza práctica, se explica a los escolares que en la mayoría de las áreas de cultivo agrícola, donde hay huertos de verduras, legumbres y frutas, se utilizan productos agroquímicos, que necesitan ser descontaminadas antes de su consumo. “Por ejemplo, los tomates se producen utilizando componentes químicos para protegerlos del ataque de microorganismos dañinos para la salud humana. Los tomates, necesariamente debe ser pelados antes de llevarse a la boca”, recomendó.

El Ing. Montaño, explico que siendo la Unidad Educativa una institución pública será importante incorporar técnicas más avanzadas en las próximas gestiones abarcando mayores áreas disponibles sobre manejo sustentable y ecosistemas en los huertos del establecimiento con estudiantes de cursos superiores.

El informe general del “Inventario Florístico” de árboles y arbustos mayores, presentados en la gestión de 2019 por los consultores ambientalistas, Eliana Alba y el agrónomo Ilich Figueroa Candia, Ph.D., describía con detalle la dimensión de las áreas verdes y floristería existentes hoy.

“El Colegio Evangélico Metodista Instituto Americano, se encuentra ubicado en la zona norte de la Ciudad de Cochabamba, teniendo una superficie aproximada de 6 hectáreas (dato obtenido mediante Planimetría de Google Earth). Esta característica hace que el espacio del Colegio Instituto Americano sea un área digno de estudio de riqueza florística y posterior clasificación como bosque urbano de preservación con alta biodiversidad”.

También recomendaba acciones a nivel académico para la identificación de los árboles marcando con etiquetas tomando en cuenta el nombre común, (inglés y español) nombre científico, familia, etc. Entre las especies emblemáticas existen el Ceibo o Chillijchi, Jacaranda, Jarka, Cedro, Quebracho blanco, Toborochi, Molle Terebinto y Molle nativo. Sugería realizar esta actividad con estudiantes de nivel secundario para potenciar la riqueza natural que posee la institución y presentar a la colectividad una guía ilustrada de su riqueza florística, sus grandes campos naturales, jardines ornamentales y parques de recreación.

El 30 de mayo de 2019, cuando se realizó la “Primera Feria del Agua y el Medio Ambiente”, el entonces director general del Instituto Americano, Juan Covarrubias Ph.D., confirmó que el Programa Educación Medio Ambiental forma parte del plan general de estudios y dijo que “el ambiente y la naturaleza que existe en el establecimiento es un desafío para crecer en grande. Toda Cochabamba será ecológica”, enfatizó en esa oportunidad.

La puesta en funcionamiento de los primeros huertos escolares es una iniciativa atinada y altamente satisfactoria cuando en todo el planeta la gente lucha contra el cambio climático y busca mitigar el efecto invernadero por la devastación de los bosques y la falta de conciencia sobre políticas ambientales de parte de los gobiernos.

El director de la Unidad Educativa Instituto Americano, Lic. Reynaldo Portillo y la directora del nivel primario, miss Magie Cárdenas, actuales impulsores de los huertos escolares y educación ambiental, merecen reconocimiento y ponderación de la comunidad educativa y de la sociedad en su conjunto, y por supuesto, del Ministerio de Educación y Culturas. El ejemplo tendría que replicarse en todos los establecimientos educativos privados y fiscales como acción positiva a ser promovida por el Estado, en un momento en que todos estamos luchando contra el cambio climático para salvar nuestro planeta, el único hogar de todos.

HUERTO ECOLOGICO

El Lic. Portillo, elogió y felicitó el trabajo desplegado por el equipo multidisciplinario conformado por tres profesionales consultores ambientalistas: Kathya Sánchez (Ingeniera Ambiental) Eliana Alba (Bióloga) y Ariel Montaño (Ingeniero Agrónomo) expertos en educación ambiental y horticultura escolar, quienes apoyan las nuevas expectativas pedagógicas de las autoridades del Instituto Americano frente al cambio climático. Igualmente agradeció la participación activa de padres de familia que donaron materiales para el mantenimiento y crecimiento de los huertos. “Estoy muy contento de ver la sonrisa de los niños y niñas que ahora no sólo juegan en los patios del Instituto, sino que visitan a diarios los huertos, vigilan, cuidan, riegan sus plantas y son felices”, agregó.

Por su parte, la Lic. Eliana Alba dijo: “Los huertos escolares son importantes en el desarrollo de los niños, para la formación de diferentes aptitudes y desarrollo de valores entre estudiantes, por ejemplo, conocimientos sobre el crecimiento de las plantas, necesidades de las plantas y responsabilidad de cuidar las plantas. Se fortalece la amistad entre compañeros porque todos son parte de un proyecto, son responsables de lograr algo en grupo” y luego expresó: “además se logra respeto y empatía por los agricultores, porque comprenden el fuerte trabajo que representa la producción de alimentos y se estimula mayor conciencia sobre la amenaza que significa el efecto del cambio climático”

Las dos consultoras en educación ambiental, Ing. Sánchez y Lic. Alba, son ex alumnas del Instituto Americano, además, madres de familia, quiénes entienden la importancia lógica de compartir su experiencia y conocimiento profesional entre los estudiantes de la unidad educativa, cuya labor fue ponderada por el Director General.

A su vez, la Ing. Kathya Sánchez, reflexionó: “Los huertos escolares tienen una gran importancia para las instituciones educativas, porque se les da a los niños herramientas para conocer sobre una alimentación saludable, una producción agrícola sostenible y mantener el contacto activo con la naturaleza”. En criterio de la Ing. Sánchez, la importancia de los huertos escolares y su relación con el cuidado del medio ambiente tienen impacto positivo y multiplicador porque aumentan la biodiversidad dentro del colegio, absorbe dióxido de carbono y atraen polinizadores que llevan polen a otros lugares y otras especies benéficas para el control de plagas.

“Asimismo, los huertos escolares enseñan a los estudiantes a conservar áreas de suelo fértil, hacer más eficiente el uso de agua, conocer sobre las fluctuaciones del clima para el manejo del huerto y mejorar la calidad del aire. Los estudiantes de primaria tienen la oportunidad de aprender a sembrar y cosechar alimentos sostenibles y saludables”, indicó Sánchez a la revista TEMAScbba.

El ingeniero Ariel Montaño, afirmó que el primer huerto escolar en el establecimiento educativo es cien por ciento ecológico y los estudiantes trabajan con abono natural, riego manual y agua limpia utilizando regaderas a diario. “Cada alumno vigila el crecimiento de su planta, examina y pregunta cuando advierte alguna anomalía. En realidad, es una satisfacción ver a los niños y niñas la dedicación que muestran con sus plantas, algunas de ellas, hasta llevan nombre propio”, expresó a TEMAScbba.

Los responsables de la horticultura escolar planifican realizar una feria exposición para la venta de legumbres y verduras como calabacines, lechugas, tomates, betarragas, apio, menta, hierba buena, romero, ruda, cilantro, cedrón, pimentones y brócoli de excelente calidad producidas sin agregados químicos como forma de proteger el medio ambiente. La comercialización de legumbres y verduras será otro factor clave para enseñar el valor y la calidad de cada producto y fijar el precio de venta al público consumidor.

Ya en 2010, hace más de 13 años, la FAO, aprobó recomendaciones sobre las prácticas hortícolas en las escuelas y dijo: Las prácticas hortícolas deben responder a preocupaciones ambientales y, por consiguiente, estarán documentadas y orientadas en todos los puntos por estudios ambientales. ///https://www.fao.org/red-icean/

Por esta razón, todos los programas de educación ambiental referidos a huertos escolares, se realizan mediante proyectos definidos previamente, analizados y aprobados por su factibilidad. En el caso de la Unidad Educativa Instituto Americano, en 2022, se dio luz verde para impulsar desde la presente gestión los huertos escolares que hoy ya tienen resultados alentadores, informó el Ing. Montaño.

Recordó que en el huerto escolar hay plantas aromáticas y medicinales a cargo de alumnos del primer, segundo y tercer nivel. La enseñanza–aprendizaje es de vital importancia porque pueden cultivar plantas con el mismo valor medicinal en el patio de sus domicilios. “Antes, nuestros abuelos no usaban tabletas medicinales, tampoco recurrían al médico, se curaban de sus enfermedades mediante plantas medicinales”, subrayó el experto.

En la enseñanza práctica, se explica a los escolares que en la mayoría de las áreas de cultivo agrícola, donde hay huertos de verduras, legumbres y frutas, se utilizan productos agroquímicos, que necesitan ser descontaminadas antes de su consumo. “Por ejemplo, los tomates se producen utilizando componentes químicos para protegerlos del ataque de microorganismos dañinos para la salud humana. Los tomates, necesariamente debe ser pelados antes de llevarse a la boca”, recomendó.

El Ing. Montaño, explico que siendo la Unidad Educativa una institución pública será importante incorporar técnicas más avanzadas en las próximas gestiones abarcando mayores áreas disponibles sobre manejo sustentable y ecosistemas en los huertos del establecimiento con estudiantes de cursos superiores.

El informe general del “Inventario Florístico” de árboles y arbustos mayores, presentados en la gestión de 2019 por los consultores ambientalistas, Eliana Alba y el agrónomo Ilich Figueroa Candia, Ph.D., describía con detalle la dimensión de las áreas verdes y floristería existentes hoy.

“El Colegio Evangélico Metodista Instituto Americano, se encuentra ubicado en la zona norte de la Ciudad de Cochabamba, teniendo una superficie aproximada de 6 hectáreas (dato obtenido mediante Planimetría de Google Earth). Esta característica hace que el espacio del Colegio Instituto Americano sea un área digno de estudio de riqueza florística y posterior clasificación como bosque urbano de preservación con alta biodiversidad”.

También recomendaba acciones a nivel académico para la identificación de los árboles marcando con etiquetas tomando en cuenta el nombre común, (inglés y español) nombre científico, familia, etc. Entre las especies emblemáticas existen el Ceibo o Chillijchi, Jacaranda, Jarka, Cedro, Quebracho blanco, Toborochi, Molle Terebinto y Molle nativo. Sugería realizar esta actividad con estudiantes de nivel secundario para potenciar la riqueza natural que posee la institución y presentar a la colectividad una guía ilustrada de su riqueza florística, sus grandes campos naturales, jardines ornamentales y parques de recreación.

El 30 de mayo de 2019, cuando se realizó la “Primera Feria del Agua y el Medio Ambiente”, el entonces director general del Instituto Americano, Juan Covarrubias Ph.D., confirmó que el Programa Educación Medio Ambiental forma parte del plan general de estudios y dijo que “el ambiente y la naturaleza que existe en el establecimiento es un desafío para crecer en grande. Toda Cochabamba será ecológica”, enfatizó en esa oportunidad.

La puesta en funcionamiento de los primeros huertos escolares es una iniciativa atinada y altamente satisfactoria cuando en todo el planeta la gente lucha contra el cambio climático y busca mitigar el efecto invernadero por la devastación de los bosques y la falta de conciencia sobre políticas ambientales de parte de los gobiernos.

El director de la Unidad Educativa Instituto Americano, Lic. Reynaldo Portillo y la directora del nivel primario, miss Magie Cárdenas, actuales impulsores de los huertos escolares y educación ambiental, merecen reconocimiento y ponderación de la comunidad educativa y de la sociedad en su conjunto, y por supuesto, del Ministerio de Educación y Culturas. El ejemplo tendría que replicarse en todos los establecimientos educativos privados y fiscales como acción positiva a ser promovida por el Estado, en un momento en que todos estamos luchando contra el cambio climático para salvar nuestro planeta, el único hogar de todos.

EQUIPO MULTIDISCIPLINARIO
HUERTO ECOLOGICO
“INVENTARIO FLORÍSTICO”

El Lic. Portillo, elogió y felicitó el trabajo desplegado por el equipo multidisciplinario conformado por tres profesionales consultores ambientalistas: Kathya Sánchez (Ingeniera Ambiental) Eliana Alba (Bióloga) y Ariel Montaño (Ingeniero Agrónomo) expertos en educación ambiental y horticultura escolar, quienes apoyan las nuevas expectativas pedagógicas de las autoridades del Instituto Americano frente al cambio climático. Igualmente agradeció la participación activa de padres de familia que donaron materiales para el mantenimiento y crecimiento de los huertos. “Estoy muy contento de ver la sonrisa de los niños y niñas que ahora no sólo juegan en los patios del Instituto, sino que visitan a diarios los huertos, vigilan, cuidan, riegan sus plantas y son felices”, agregó.

Por su parte, la Lic. Eliana Alba dijo: “Los huertos escolares son importantes en el desarrollo de los niños, para la formación de diferentes aptitudes y desarrollo de valores entre estudiantes, por ejemplo, conocimientos sobre el crecimiento de las plantas, necesidades de las plantas y responsabilidad de cuidar las plantas. Se fortalece la amistad entre compañeros porque todos son parte de un proyecto, son responsables de lograr algo en grupo” y luego expresó: “además se logra respeto y empatía por los agricultores, porque comprenden el fuerte trabajo que representa la producción de alimentos y se estimula mayor conciencia sobre la amenaza que significa el efecto del cambio climático”

Las dos consultoras en educación ambiental, Ing. Sánchez y Lic. Alba, son ex alumnas del Instituto Americano, además, madres de familia, quiénes entienden la importancia lógica de compartir su experiencia y conocimiento profesional entre los estudiantes de la unidad educativa, cuya labor fue ponderada por el Director General.

A su vez, la Ing. Kathya Sánchez, reflexionó: “Los huertos escolares tienen una gran importancia para las instituciones educativas, porque se les da a los niños herramientas para conocer sobre una alimentación saludable, una producción agrícola sostenible y mantener el contacto activo con la naturaleza”. En criterio de la Ing. Sánchez, la importancia de los huertos escolares y su relación con el cuidado del medio ambiente tienen impacto positivo y multiplicador porque aumentan la biodiversidad dentro del colegio, absorbe dióxido de carbono y atraen polinizadores que llevan polen a otros lugares y otras especies benéficas para el control de plagas.

“Asimismo, los huertos escolares enseñan a los estudiantes a conservar áreas de suelo fértil, hacer más eficiente el uso de agua, conocer sobre las fluctuaciones del clima para el manejo del huerto y mejorar la calidad del aire. Los estudiantes de primaria tienen la oportunidad de aprender a sembrar y cosechar alimentos sostenibles y saludables”, indicó Sánchez a la revista TEMAScbba.

EQUIPO MULTIDISCIPLINARIO

El ingeniero Ariel Montaño, afirmó que el primer huerto escolar en el establecimiento educativo es cien por ciento ecológico y los estudiantes trabajan con abono natural, riego manual y agua limpia utilizando regaderas a diario. “Cada alumno vigila el crecimiento de su planta, examina y pregunta cuando advierte alguna anomalía. En realidad, es una satisfacción ver a los niños y niñas la dedicación que muestran con sus plantas, algunas de ellas, hasta llevan nombre propio”, expresó a TEMAScbba.

Los responsables de la horticultura escolar planifican realizar una feria exposición para la venta de legumbres y verduras como calabacines, lechugas, tomates, betarragas, apio, menta, hierba buena, romero, ruda, cilantro, cedrón, pimentones y brócoli de excelente calidad producidas sin agregados químicos como forma de proteger el medio ambiente. La comercialización de legumbres y verduras será otro factor clave para enseñar el valor y la calidad de cada producto y fijar el precio de venta al público consumidor.

Ya en 2010, hace más de 13 años, la FAO, aprobó recomendaciones sobre las prácticas hortícolas en las escuelas y dijo: Las prácticas hortícolas deben responder a preocupaciones ambientales y, por consiguiente, estarán documentadas y orientadas en todos los puntos por estudios ambientales. ///https://www.fao.org/red-icean/

Por esta razón, todos los programas de educación ambiental referidos a huertos escolares, se realizan mediante proyectos definidos previamente, analizados y aprobados por su factibilidad. En el caso de la Unidad Educativa Instituto Americano, en 2022, se dio luz verde para impulsar desde la presente gestión los huertos escolares que hoy ya tienen resultados alentadores, informó el Ing. Montaño.

Recordó que en el huerto escolar hay plantas aromáticas y medicinales a cargo de alumnos del primer, segundo y tercer nivel. La enseñanza–aprendizaje es de vital importancia porque pueden cultivar plantas con el mismo valor medicinal en el patio de sus domicilios. “Antes, nuestros abuelos no usaban tabletas medicinales, tampoco recurrían al médico, se curaban de sus enfermedades mediante plantas medicinales”, subrayó el experto.

En la enseñanza práctica, se explica a los escolares que en la mayoría de las áreas de cultivo agrícola, donde hay huertos de verduras, legumbres y frutas, se utilizan productos agroquímicos, que necesitan ser descontaminadas antes de su consumo. “Por ejemplo, los tomates se producen utilizando componentes químicos para protegerlos del ataque de microorganismos dañinos para la salud humana. Los tomates, necesariamente debe ser pelados antes de llevarse a la boca”, recomendó.

El Ing. Montaño, explico que siendo la Unidad Educativa una institución pública será importante incorporar técnicas más avanzadas en las próximas gestiones abarcando mayores áreas disponibles sobre manejo sustentable y ecosistemas en los huertos del establecimiento con estudiantes de cursos superiores.

El informe general del “Inventario Florístico” de árboles y arbustos mayores, presentados en la gestión de 2019 por los consultores ambientalistas, Eliana Alba y el agrónomo Ilich Figueroa Candia, Ph.D., describía con detalle la dimensión de las áreas verdes y floristería existentes hoy.

“El Colegio Evangélico Metodista Instituto Americano, se encuentra ubicado en la zona norte de la Ciudad de Cochabamba, teniendo una superficie aproximada de 6 hectáreas (dato obtenido mediante Planimetría de Google Earth). Esta característica hace que el espacio del Colegio Instituto Americano sea un área digno de estudio de riqueza florística y posterior clasificación como bosque urbano de preservación con alta biodiversidad”.

También recomendaba acciones a nivel académico para la identificación de los árboles marcando con etiquetas tomando en cuenta el nombre común, (inglés y español) nombre científico, familia, etc. Entre las especies emblemáticas existen el Ceibo o Chillijchi, Jacaranda, Jarka, Cedro, Quebracho blanco, Toborochi, Molle Terebinto y Molle nativo. Sugería realizar esta actividad con estudiantes de nivel secundario para potenciar la riqueza natural que posee la institución y presentar a la colectividad una guía ilustrada de su riqueza florística, sus grandes campos naturales, jardines ornamentales y parques de recreación.

El 30 de mayo de 2019, cuando se realizó la “Primera Feria del Agua y el Medio Ambiente”, el entonces director general del Instituto Americano, Juan Covarrubias Ph.D., confirmó que el Programa Educación Medio Ambiental forma parte del plan general de estudios y dijo que “el ambiente y la naturaleza que existe en el establecimiento es un desafío para crecer en grande. Toda Cochabamba será ecológica”, enfatizó en esa oportunidad.

La puesta en funcionamiento de los primeros huertos escolares es una iniciativa atinada y altamente satisfactoria cuando en todo el planeta la gente lucha contra el cambio climático y busca mitigar el efecto invernadero por la devastación de los bosques y la falta de conciencia sobre políticas ambientales de parte de los gobiernos.

El director de la Unidad Educativa Instituto Americano, Lic. Reynaldo Portillo y la directora del nivel primario, miss Magie Cárdenas, actuales impulsores de los huertos escolares y educación ambiental, merecen reconocimiento y ponderación de la comunidad educativa y de la sociedad en su conjunto, y por supuesto, del Ministerio de Educación y Culturas. El ejemplo tendría que replicarse en todos los establecimientos educativos privados y fiscales como acción positiva a ser promovida por el Estado, en un momento en que todos estamos luchando contra el cambio climático para salvar nuestro planeta, el único hogar de todos.

HUERTO ECOLOGICO
EQUIPO MULTIDISCIPLINARIO

El Lic. Portillo, elogió y felicitó el trabajo desplegado por el equipo multidisciplinario conformado por tres profesionales consultores ambientalistas: Kathya Sánchez (Ingeniera Ambiental) Eliana Alba (Bióloga) y Ariel Montaño (Ingeniero Agrónomo) expertos en educación ambiental y horticultura escolar, quienes apoyan las nuevas expectativas pedagógicas de las autoridades del Instituto Americano frente al cambio climático. Igualmente agradeció la participación activa de padres de familia que donaron materiales para el mantenimiento y crecimiento de los huertos. “Estoy muy contento de ver la sonrisa de los niños y niñas que ahora no sólo juegan en los patios del Instituto, sino que visitan a diarios los huertos, vigilan, cuidan, riegan sus plantas y son felices”, agregó.

Por su parte, la Lic. Eliana Alba dijo: “Los huertos escolares son importantes en el desarrollo de los niños, para la formación de diferentes aptitudes y desarrollo de valores entre estudiantes, por ejemplo, conocimientos sobre el crecimiento de las plantas, necesidades de las plantas y responsabilidad de cuidar las plantas. Se fortalece la amistad entre compañeros porque todos son parte de un proyecto, son responsables de lograr algo en grupo” y luego expresó: “además se logra respeto y empatía por los agricultores, porque comprenden el fuerte trabajo que representa la producción de alimentos y se estimula mayor conciencia sobre la amenaza que significa el efecto del cambio climático”

Las dos consultoras en educación ambiental, Ing. Sánchez y Lic. Alba, son ex alumnas del Instituto Americano, además, madres de familia, quiénes entienden la importancia lógica de compartir su experiencia y conocimiento profesional entre los estudiantes de la unidad educativa, cuya labor fue ponderada por el Director General.

A su vez, la Ing. Kathya Sánchez, reflexionó: “Los huertos escolares tienen una gran importancia para las instituciones educativas, porque se les da a los niños herramientas para conocer sobre una alimentación saludable, una producción agrícola sostenible y mantener el contacto activo con la naturaleza”. En criterio de la Ing. Sánchez, la importancia de los huertos escolares y su relación con el cuidado del medio ambiente tienen impacto positivo y multiplicador porque aumentan la biodiversidad dentro del colegio, absorbe dióxido de carbono y atraen polinizadores que llevan polen a otros lugares y otras especies benéficas para el control de plagas.

“Asimismo, los huertos escolares enseñan a los estudiantes a conservar áreas de suelo fértil, hacer más eficiente el uso de agua, conocer sobre las fluctuaciones del clima para el manejo del huerto y mejorar la calidad del aire. Los estudiantes de primaria tienen la oportunidad de aprender a sembrar y cosechar alimentos sostenibles y saludables”, indicó Sánchez a la revista TEMAScbba.

HUERTO ECOLOGICO

El ingeniero Ariel Montaño, afirmó que el primer huerto escolar en el establecimiento educativo es cien por ciento ecológico y los estudiantes trabajan con abono natural, riego manual y agua limpia utilizando regaderas a diario. “Cada alumno vigila el crecimiento de su planta, examina y pregunta cuando advierte alguna anomalía. En realidad, es una satisfacción ver a los niños y niñas la dedicación que muestran con sus plantas, algunas de ellas, hasta llevan nombre propio”, expresó a TEMAScbba.

Los responsables de la horticultura escolar planifican realizar una feria exposición para la venta de legumbres y verduras como calabacines, lechugas, tomates, betarragas, apio, menta, hierba buena, romero, ruda, cilantro, cedrón, pimentones y brócoli de excelente calidad producidas sin agregados químicos como forma de proteger el medio ambiente. La comercialización de legumbres y verduras será otro factor clave para enseñar el valor y la calidad de cada producto y fijar el precio de venta al público consumidor.

Ya en 2010, hace más de 13 años, la FAO, aprobó recomendaciones sobre las prácticas hortícolas en las escuelas y dijo: Las prácticas hortícolas deben responder a preocupaciones ambientales y, por consiguiente, estarán documentadas y orientadas en todos los puntos por estudios ambientales. ///https://www.fao.org/red-icean/

Por esta razón, todos los programas de educación ambiental referidos a huertos escolares, se realizan mediante proyectos definidos previamente, analizados y aprobados por su factibilidad. En el caso de la Unidad Educativa Instituto Americano, en 2022, se dio luz verde para impulsar desde la presente gestión los huertos escolares que hoy ya tienen resultados alentadores, informó el Ing. Montaño.

Recordó que en el huerto escolar hay plantas aromáticas y medicinales a cargo de alumnos del primer, segundo y tercer nivel. La enseñanza–aprendizaje es de vital importancia porque pueden cultivar plantas con el mismo valor medicinal en el patio de sus domicilios. “Antes, nuestros abuelos no usaban tabletas medicinales, tampoco recurrían al médico, se curaban de sus enfermedades mediante plantas medicinales”, subrayó el experto.

En la enseñanza práctica, se explica a los escolares que en la mayoría de las áreas de cultivo agrícola, donde hay huertos de verduras, legumbres y frutas, se utilizan productos agroquímicos, que necesitan ser descontaminadas antes de su consumo. “Por ejemplo, los tomates se producen utilizando componentes químicos para protegerlos del ataque de microorganismos dañinos para la salud humana. Los tomates, necesariamente debe ser pelados antes de llevarse a la boca”, recomendó.

El Ing. Montaño, explico que siendo la Unidad Educativa una institución pública será importante incorporar técnicas más avanzadas en las próximas gestiones abarcando mayores áreas disponibles sobre manejo sustentable y ecosistemas en los huertos del establecimiento con estudiantes de cursos superiores.

“INVENTARIO FLORÍSTICO”

El informe general del “Inventario Florístico” de árboles y arbustos mayores, presentados en la gestión de 2019 por los consultores ambientalistas, Eliana Alba y el agrónomo Ilich Figueroa Candia, Ph.D., describía con detalle la dimensión de las áreas verdes y floristería existentes hoy.

“El Colegio Evangélico Metodista Instituto Americano, se encuentra ubicado en la zona norte de la Ciudad de Cochabamba, teniendo una superficie aproximada de 6 hectáreas (dato obtenido mediante Planimetría de Google Earth). Esta característica hace que el espacio del Colegio Instituto Americano sea un área digno de estudio de riqueza florística y posterior clasificación como bosque urbano de preservación con alta biodiversidad”.

También recomendaba acciones a nivel académico para la identificación de los árboles marcando con etiquetas tomando en cuenta el nombre común, (inglés y español) nombre científico, familia, etc. Entre las especies emblemáticas existen el Ceibo o Chillijchi, Jacaranda, Jarka, Cedro, Quebracho blanco, Toborochi, Molle Terebinto y Molle nativo. Sugería realizar esta actividad con estudiantes de nivel secundario para potenciar la riqueza natural que posee la institución y presentar a la colectividad una guía ilustrada de su riqueza florística, sus grandes campos naturales, jardines ornamentales y parques de recreación.

El 30 de mayo de 2019, cuando se realizó la “Primera Feria del Agua y el Medio Ambiente”, el entonces director general del Instituto Americano, Juan Covarrubias Ph.D., confirmó que el Programa Educación Medio Ambiental forma parte del plan general de estudios y dijo que “el ambiente y la naturaleza que existe en el establecimiento es un desafío para crecer en grande. Toda Cochabamba será ecológica”, enfatizó en esa oportunidad.

La puesta en funcionamiento de los primeros huertos escolares es una iniciativa atinada y altamente satisfactoria cuando en todo el planeta la gente lucha contra el cambio climático y busca mitigar el efecto invernadero por la devastación de los bosques y la falta de conciencia sobre políticas ambientales de parte de los gobiernos.

El director de la Unidad Educativa Instituto Americano, Lic. Reynaldo Portillo y la directora del nivel primario, miss Magie Cárdenas, actuales impulsores de los huertos escolares y educación ambiental, merecen reconocimiento y ponderación de la comunidad educativa y de la sociedad en su conjunto, y por supuesto, del Ministerio de Educación y Culturas. El ejemplo tendría que replicarse en todos los establecimientos educativos privados y fiscales como acción positiva a ser promovida por el Estado, en un momento en que todos estamos luchando contra el cambio climático para salvar nuestro planeta, el único hogar de todos.

EQUIPO MULTIDISCIPLINARIO

El Lic. Portillo, elogió y felicitó el trabajo desplegado por el equipo multidisciplinario conformado por tres profesionales consultores ambientalistas: Kathya Sánchez (Ingeniera Ambiental) Eliana Alba (Bióloga) y Ariel Montaño (Ingeniero Agrónomo) expertos en educación ambiental y horticultura escolar, quienes apoyan las nuevas expectativas pedagógicas de las autoridades del Instituto Americano frente al cambio climático. Igualmente agradeció la participación activa de padres de familia que donaron materiales para el mantenimiento y crecimiento de los huertos. “Estoy muy contento de ver la sonrisa de los niños y niñas que ahora no sólo juegan en los patios del Instituto, sino que visitan a diarios los huertos, vigilan, cuidan, riegan sus plantas y son felices”, agregó.

Por su parte, la Lic. Eliana Alba dijo: “Los huertos escolares son importantes en el desarrollo de los niños, para la formación de diferentes aptitudes y desarrollo de valores entre estudiantes, por ejemplo, conocimientos sobre el crecimiento de las plantas, necesidades de las plantas y responsabilidad de cuidar las plantas. Se fortalece la amistad entre compañeros porque todos son parte de un proyecto, son responsables de lograr algo en grupo” y luego expresó: “además se logra respeto y empatía por los agricultores, porque comprenden el fuerte trabajo que representa la producción de alimentos y se estimula mayor conciencia sobre la amenaza que significa el efecto del cambio climático”

Las dos consultoras en educación ambiental, Ing. Sánchez y Lic. Alba, son ex alumnas del Instituto Americano, además, madres de familia, quiénes entienden la importancia lógica de compartir su experiencia y conocimiento profesional entre los estudiantes de la unidad educativa, cuya labor fue ponderada por el Director General.

A su vez, la Ing. Kathya Sánchez, reflexionó: “Los huertos escolares tienen una gran importancia para las instituciones educativas, porque se les da a los niños herramientas para conocer sobre una alimentación saludable, una producción agrícola sostenible y mantener el contacto activo con la naturaleza”. En criterio de la Ing. Sánchez, la importancia de los huertos escolares y su relación con el cuidado del medio ambiente tienen impacto positivo y multiplicador porque aumentan la biodiversidad dentro del colegio, absorbe dióxido de carbono y atraen polinizadores que llevan polen a otros lugares y otras especies benéficas para el control de plagas.

“Asimismo, los huertos escolares enseñan a los estudiantes a conservar áreas de suelo fértil, hacer más eficiente el uso de agua, conocer sobre las fluctuaciones del clima para el manejo del huerto y mejorar la calidad del aire. Los estudiantes de primaria tienen la oportunidad de aprender a sembrar y cosechar alimentos sostenibles y saludables”, indicó Sánchez a la revista TEMAScbba.

El ingeniero Ariel Montaño, afirmó que el primer huerto escolar en el establecimiento educativo es cien por ciento ecológico y los estudiantes trabajan con abono natural, riego manual y agua limpia utilizando regaderas a diario. “Cada alumno vigila el crecimiento de su planta, examina y pregunta cuando advierte alguna anomalía. En realidad, es una satisfacción ver a los niños y niñas la dedicación que muestran con sus plantas, algunas de ellas, hasta llevan nombre propio”, expresó a TEMAScbba.

Los responsables de la horticultura escolar planifican realizar una feria exposición para la venta de legumbres y verduras como calabacines, lechugas, tomates, betarragas, apio, menta, hierba buena, romero, ruda, cilantro, cedrón, pimentones y brócoli de excelente calidad producidas sin agregados químicos como forma de proteger el medio ambiente. La comercialización de legumbres y verduras será otro factor clave para enseñar el valor y la calidad de cada producto y fijar el precio de venta al público consumidor.

Ya en 2010, hace más de 13 años, la FAO, aprobó recomendaciones sobre las prácticas hortícolas en las escuelas y dijo: Las prácticas hortícolas deben responder a preocupaciones ambientales y, por consiguiente, estarán documentadas y orientadas en todos los puntos por estudios ambientales. ///https://www.fao.org/red-icean/

Por esta razón, todos los programas de educación ambiental referidos a huertos escolares, se realizan mediante proyectos definidos previamente, analizados y aprobados por su factibilidad. En el caso de la Unidad Educativa Instituto Americano, en 2022, se dio luz verde para impulsar desde la presente gestión los huertos escolares que hoy ya tienen resultados alentadores, informó el Ing. Montaño.

Recordó que en el huerto escolar hay plantas aromáticas y medicinales a cargo de alumnos del primer, segundo y tercer nivel. La enseñanza–aprendizaje es de vital importancia porque pueden cultivar plantas con el mismo valor medicinal en el patio de sus domicilios. “Antes, nuestros abuelos no usaban tabletas medicinales, tampoco recurrían al médico, se curaban de sus enfermedades mediante plantas medicinales”, subrayó el experto.

En la enseñanza práctica, se explica a los escolares que en la mayoría de las áreas de cultivo agrícola, donde hay huertos de verduras, legumbres y frutas, se utilizan productos agroquímicos, que necesitan ser descontaminadas antes de su consumo. “Por ejemplo, los tomates se producen utilizando componentes químicos para protegerlos del ataque de microorganismos dañinos para la salud humana. Los tomates, necesariamente debe ser pelados antes de llevarse a la boca”, recomendó.

El Ing. Montaño, explico que siendo la Unidad Educativa una institución pública será importante incorporar técnicas más avanzadas en las próximas gestiones abarcando mayores áreas disponibles sobre manejo sustentable y ecosistemas en los huertos del establecimiento con estudiantes de cursos superiores.

. Redacción:
Redacción Central

Revista TEMAS cbba

- Leído: 42 veces -

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar…

Loading...