DR.RICARDO CASTAÑÓN GÓMEZ, Ph.D.
DR.RICARDO CASTAÑÓN GÓMEZ, Ph.D.
...
El investigador y científico boliviano Dr. Ricardo Castañón Gómez, reflexionó en una reciente conferencia en Mexico sobre la existencia del alma y del espíritu como dos entidades diferentes animando al ser humano y sostuvo que alma también tienen los animales y las plantas.
Simón Alberto Figueroa Reynaga
30 de mayo de 2024
plantilla-1

EL ALMA Y EL ESPIRITU

El Prof. Dr. Ricardo Castañón Gómez, prolijo investigador internacional de fenómenos místicos y vehemente defensor de la existencia del milagro, es presidente del “Grupo Internacional para la Paz”, miembro del “Discipulado de la Misericordia” y distinguido por NN.UU como mensajero de la paz, habiendo presentado a la fecha 16 libros escritos revelando sus investigaciones científicas.

En su libro “Crónica de un Milagro Eucarístico”, se evidencia que Castañón estudio durante 18 años la inagen del Cristo que sangra en una pequeña capilla del barrio de San Pedro de Cochabamba-Bolivia, habiendo registrado 800 efusiones y exudaciones  identificadas como  sangre  y ADN humanos, hemoglobina, glóbulos rojos y mucho más. 

Tuve oportunidad de dialogar con el Dr. Castañón en la Iglesia de San Ildefonso de Quillacollo donde presentó su documental “Historia de un Signo”, revelando investigaciones científicas sobre el “Cristo Sangrante”, sobre cuyo trabajo presentaremos otro artículo.

Pero hoy creo  importante reflejar  su testimonio revelado en Méxixo sobre un suceso que le tocó vivir en un pueblo de Ecuador donde según él, una mujer que dice ser mensajera de Cristo, le comunica sobre  la existencia del Alma y del Espíritu, y cuyo video se difunde en Youtube por redes sociales.

En un pueblo de Ecuador─ cuenta Ricardo ─una mujer de aspecto humilde se acercó a mí y me dijo: “Yo tengo dos mensajes de Jesús para usted. El primero, dice que usted a través de la ciencia debe ayudar a demostrar qué videntes son auténticos y cuales son falsos”

Cuando el Dr. Castaón le preguntó sobre el segundo mensaje,la mujer le responde: “Dice el Señor que usted no sabe qué hacer con su libro “De la Neurona a la Persona”. Castañón aclara que ella no podía saber de esto. “Yo estaba escribiendo en los años 90 el libro y el 92 deje de escribir, porque era un tema, en clave, atea”, comenta.

La mujer mensajera de Jesús, según Castañón, concluyó con lo siguiente: “Y el Señor me ha dicho que le diga, lo que usted no sabe. Me dijo, el alma es la vida. Dios nos da la vida a través de una animación del cuerpo”.

“Lo que anima la vida en un cuerpo es el alma. Por eso el animal, tiene alma animal; por eso la planta tiene alma vegetal porque tiene vida, pero no tienen espíritu. El perro no tiene espíritu, la planta no tienen espíritu”, reflexionó.

Luego, Castañón, dijo que el espíritu es la parte divina que cada hombre tiene en sí; que Dios sopla al hombre en el momento que el hombre concibe con la mujer. El espíritu es la parte divina que tiene cada hombre y se expresa en la vida del hombre, a través de la conducta.

¿CONCIENCIA ES EPIFENÓMENO DEL CEREBRO?

El Dr. Manuel Sans Segarra, médico español con una larga carrera como cirujano, hoy difunde en redes sociales reflexiones con elevado grado de sabiduría sobre sus contactos con pacientes hospitalizados que tuvieron una Experienccia Cercana a la Muerte y es un defensor a ultranza sobre la existencia del alma.

En sus conferencias internacionales con frecuencia habla de la supraconciencia, una coonexión espiritual del ser humano con el Universo, condena el ego individual como factor de infelicidad y reclama a las familias de hoy no inculcar hábitos materialistas a sus hijos.

El Dr. Sans, personalidad reconocida en el mundo, dice en uno de sus videos lo siguiente: "Creo en una energía primera, en una conciencia cuántica  universal, en un diseñador inteligente".

Las investigaciones científicas sobre teoría de la conciencia cuántica, demuestran en la actualidad que es posible aceptar el concepto de Dios como suprema energía inteligente y la inmortalidad del alma que retorna al Universo después de la muerte física.

Las conferencias y entrevistas del Dr. Sans  reproducidas en RR.SS. tiene más seguidores que detractores y son una valiosa contribución al conocimiento universal, respecto del crecimiento espiritual para alcanzar, lo que él llama, la supraconciencia.

CONCIENCIA CUÁNTICA, UNIVERSO Y EL ALMA

Hoy la moderna ciencia basada en la física cuántica ha redescubierto a Dios y la evidencia científica de su existencia está basada en la primacía de la conciencia. La conciencia es energía, y la energía tiene masa física, ejerce gravedad y puede generar cambios de una determinada realidad, dice Osvaldo Pareja Mariscal, ingeniero emérito, en su artículo: “Religiones, instrumentos de reconducción de valores humanos”, publicado en Temas cbba. ( 11/12/18).

Pareja, tomó en cuenta revelaciones expuestas en el libro: “Evidencias científicas de la existencia divina” del científico Amit Gozwami, Ph.D. en física cuántica por la Universidad de Calcuta, hijo de un gran Gurú hinduista, profesor del Departamento de Física de Oregón, EE. UU., quien entrelaza sus conocimientos místicos sobre espiritualidad y física cuántica en sus investigaciones sobre teoría de la conciencia cuántica.

Otro estudioso de la moderna ciencia cuántica es el profesor y filósofo boliviano Benjamín Acosta Miranda, quien sostiene: hoy, la espiritualidad, el milagro, la creencia y la fe se estudian a nivel científico”

Acosta trabajó en Bolivia en 2019 con un grupo de profesionales locales con estudios sobre espiritualidad y física cuántica abriendo una página Web en redes sociales para un proyecto planetario sobre experiencias paranormales referidas a la existencia del alma después de la muerte. 

“La existencia de Dios y del alma se investigan a nivel científico”, dijo cuando fue entrevistado por Temas cbba en 2020. Acosta creía que en la crisis político-electoral de 2019,  en Bolivia, se había manifestado un fenómeno cuántico que influyó en diversos hechos dando origen a cambios súbitos y colectivos.

La fe y creencia en Dios, está en nuestro interior. Por miles de años se proclamó la existencia de Dios frente a la indiferencia de la ciencia. La religión era opio del pueblo como dijo Carlos Marx. Hoy la ciencia nos acompaña y nos aproxima a Dios”, indicó.

También, argumentó sus propios conceptos acerca de la teoría de la conciencia cuántica: “La creencia era un concepto infundado y el milagro aparecido en diversas formas y expresiones, suponía ilusiones, fantasías y supersticiones”.

“La ciencia había erosionado nuestra creencia y fe, sin embargo, hoy comienza a redirigir sus investigaciones sobre conciencia cuántica, conciencia cósmica, existencia del alma y creencia en la vida eterna”, afirmó el profesor.

Acosta, siendo admirador de la periodista y escritora norteamericana, Lynne McTaggart, había participado mediante Internet en su proyecto llamado “Experimento de la intención”, en 2014, una consulta planetaria sobre experiencias personales y fenómenos paranormales calificados como milagros. Pronunciaba con bastante propiedad términos como “entrelazamiento cuántico”, “unicidad de pensamiento”, “coalescencia de intenciones”, etc., expuestos por el científico estadounidense Greg Braden, en su libro “La matriz divina”.

Posgraduado en una Ástika, una de las seis escuelas filosóficas ortodoxas de la India, Acosta, orientó sus conocimientos místicos y espirituales hacia nuevas tendencias de la moderna física cuántica.

“Nos enseñaron que la conciencia es un fenómeno secundario producto del cerebro. Un epifenómeno cerebral y esa teoría todavía se la defiende como racional y científica”.

 Pero, Acosta, aclaró que no es epifenómeno cerebral y hojeando un cuaderno de notas abrió una página donde decía: “la evidencia científica de la existencia de Dios que plantea la moderna física cuántica está basada en la primacía de la conciencia. La conciencia crea la realidad”. La cita correspondía al científico Amit Gozwami, que también había señalado el Ing, Pareja.

Mencionó a otro revolucionario de la teoría de la conciencia cuántica, Deepak Chopra, quien había calificado a Gozwami, “como una de las mentes más brillantes del mundo de la ciencia y la espiritualidad”.

Habló de los avances en laboratorio sobre las neuronas del cerebro y la glándula pineal conectada al cosmos del físico y matemático ingles Roger Penrose, de la Universidad de Oxford y del doctor Stuart Hameroff, profesor emérito en el Departamento de Anestesiología y Psicología y director del Centro de Estudios de la Conciencia de la Universidad de Arizona.

La colección de famosas obras del científico y escritor norteamericano, Greg Braden, como “La Matriz Divina”, “Códigos de Sabiduría”, “Humanos por Diseño”, “Creación Espontánea de las Creencias”, “El Tiempo Fractal”, entre otros, adornaban su escritorio.

Gregg Braden, es un científico norteamericano y dice lo siguiente sobre el milagro: “es un suceso que parece inexplicable según las leyes naturales. Ahí es donde está su poder; es algo que ha ocurrido. Y en su presencia, cambiamos, debemos reconciliar el milagro con nuestras certezas previas porque un milagro que es posible para alguien es posible para todos”.

También habló sobre la ley hermética, cuyo origen está en el mismo filósofo del antiguo Egipto, Hermes Trismegisto. Este sabio de la antigüedad, del tiempo de los faraones, ya indicó, entonces, una precisión sobre Dios, que hoy la ciencia estudia.  “Aquí debemos hacer hincapié, no cabe la muerte en Dios, porque la voluntad de Dios es la vida y si todas las cosas están vivas, tanto las terrestres como las celestes, y la vida es una, entonces la vida es generada por Dios y Dios ella misma”. La triada hermética, recordó, Benjamín, es “Primero Dios, segundo, el cosmos, tercero, el hombre” y complementó otro detalle significativo de la teología hermética: “El bien es inalienable e inseparable de Dios, el bien es Dios mismo”.

Trismegisto, agregó luego, fue el gran profeta que anunció el advenimiento del cristianismo miles de años antes del nacimiento de Cristo. Aquí radica su importancia cuando hablamos hoy de conciencia cuántica. Dios habita nuestra mente y nuestra conciencia. Desde estos campos diferenciamos el bien y el mal, la virtud y el pecado, puntualizó Acosta.

SUPRACONCIENCIA PARA LA FELICIDAD (Captura de imagen, Youtube)
EL ALMA VUELVE AL UNIVERSO

 Igualmente, dijo que en la actualidad estas manifestaciones antes llamadas paranormales hoy pueden describirse con mayor precisión científica aplicando la moderna física cuántica. Recordó que el actor norteamericano Morgan Freedman, narró un documental del científico estadounidense, Dr. Stuart Hameroff, sobre sus investigaciones acerca de la existencia del alma.

Hameroff dice: “La información cuántica en los microtúbulos no se destruye; no puede ser destruida; simplemente se distribuye y se disipa por el universo. Es decir, en otras palabras, el alma no muere, vuelve al universo”.

“Esto ya no es metafísica, es verdadera ciencia”, dijo remarcando que en la actualidad todo se estudia aplicando la física cuántica.

También, recordó al Dr. Rick Strassman, quién afirma en una de sus investigaciones, “que la entrada del alma en el cuerpo humano se produce a través de la glándula pineal. La mente está en torno al cerebro como un campo holográfico en constante conexión con otros campos del universo”.

Strassman, médico clínico estadounidense escribió el libro “DMT: La molécula del espíritu”, donde demuestra que la sustancia química del Ayahuasca, planta alucinógena del Amazonas, también es producida por el cerebro humano.

“Esta sustancia, liberada naturalmente por la glándula pineal, facilita al alma su entrada y salida del cuerpo y es una parte integrante de las experiencias del nacimiento y la muerte, así como de los estados superiores de meditación e incluso de la trascendencia sexual”, describe en su obra el Dr. Strassman, según el profesor Acosta.

Reiteró sobre los hallazgos científicos del Dr. Hameroff, quién en uno de sus documentales sostiene: "El cerebro es una computadora biológica, con cien billones de neuronas cuyas conexiones sinápticas actúan como redes de información". Y según su teoría, "los microtúbulos dentro las neuronas del cerebro parecen estar en conexión con otras dimensiones del universo".

El Dr. Manuel Sans Segarra, médico español con una larga carrera como cirujano, hoy difunde en redes sociales reflexiones con elevado grado de sabiduría sobre sus contactos con pacientes hospitalizados que tuvieron una Experienccia Cercana a la Muerte y es un defensor a ultranza sobre la existencia del alma.

En sus conferencias internacionales con frecuencia habla de la supraconciencia, una coonexión espiritual del ser humano con el Universo, condena el ego individual como factor de infelicidad y reclama a las familias de hoy no inculcar hábitos materialistas a sus hijos.

El Dr. Sans, personalidad reconocida en el mundo, dice en uno de sus videos lo siguiente: "Creo en una energía primera, en una conciencia cuántica  universal, en un diseñador inteligente".

Las investigaciones científicas sobre teoría de la conciencia cuántica, demuestran en la actualidad que es posible aceptar el concepto de Dios como suprema energía inteligente y la inmortalidad del alma que retorna al Universo después de la muerte física.

Las conferencias y entrevistas del Dr. Sans  reproducidas en RR.SS. tiene más seguidores que detractores y son una valiosa contribución al conocimiento universal, respecto del crecimiento espiritual para alcanzar, lo que él llama, la supraconciencia.

Hoy la moderna ciencia basada en la física cuántica ha redescubierto a Dios y la evidencia científica de su existencia está basada en la primacía de la conciencia. La conciencia es energía, y la energía tiene masa física, ejerce gravedad y puede generar cambios de una determinada realidad, dice Osvaldo Pareja Mariscal, ingeniero emérito, en su artículo: “Religiones, instrumentos de reconducción de valores humanos”, publicado en Temas cbba. ( 11/12/18).

Pareja, tomó en cuenta revelaciones expuestas en el libro: “Evidencias científicas de la existencia divina” del científico Amit Gozwami, Ph.D. en física cuántica por la Universidad de Calcuta, hijo de un gran Gurú hinduista, profesor del Departamento de Física de Oregón, EE. UU., quien entrelaza sus conocimientos místicos sobre espiritualidad y física cuántica en sus investigaciones sobre teoría de la conciencia cuántica.

Otro estudioso de la moderna ciencia cuántica es el profesor y filósofo boliviano Benjamín Acosta Miranda, quien sostiene: hoy, la espiritualidad, el milagro, la creencia y la fe se estudian a nivel científico”

Acosta trabajó en Bolivia en 2019 con un grupo de profesionales locales con estudios sobre espiritualidad y física cuántica abriendo una página Web en redes sociales para un proyecto planetario sobre experiencias paranormales referidas a la existencia del alma después de la muerte. 

“La existencia de Dios y del alma se investigan a nivel científico”, dijo cuando fue entrevistado por Temas cbba en 2020. Acosta creía que en la crisis político-electoral de 2019,  en Bolivia, se había manifestado un fenómeno cuántico que influyó en diversos hechos dando origen a cambios súbitos y colectivos.

La fe y creencia en Dios, está en nuestro interior. Por miles de años se proclamó la existencia de Dios frente a la indiferencia de la ciencia. La religión era opio del pueblo como dijo Carlos Marx. Hoy la ciencia nos acompaña y nos aproxima a Dios”, indicó.

También, argumentó sus propios conceptos acerca de la teoría de la conciencia cuántica: “La creencia era un concepto infundado y el milagro aparecido en diversas formas y expresiones, suponía ilusiones, fantasías y supersticiones”.

“La ciencia había erosionado nuestra creencia y fe, sin embargo, hoy comienza a redirigir sus investigaciones sobre conciencia cuántica, conciencia cósmica, existencia del alma y creencia en la vida eterna”, afirmó el profesor.

Acosta, siendo admirador de la periodista y escritora norteamericana, Lynne McTaggart, había participado mediante Internet en su proyecto llamado “Experimento de la intención”, en 2014, una consulta planetaria sobre experiencias personales y fenómenos paranormales calificados como milagros. Pronunciaba con bastante propiedad términos como “entrelazamiento cuántico”, “unicidad de pensamiento”, “coalescencia de intenciones”, etc., expuestos por el científico estadounidense Greg Braden, en su libro “La matriz divina”.

Posgraduado en una Ástika, una de las seis escuelas filosóficas ortodoxas de la India, Acosta, orientó sus conocimientos místicos y espirituales hacia nuevas tendencias de la moderna física cuántica.

“Nos enseñaron que la conciencia es un fenómeno secundario producto del cerebro. Un epifenómeno cerebral y esa teoría todavía se la defiende como racional y científica”.

 Pero, Acosta, aclaró que no es epifenómeno cerebral y hojeando un cuaderno de notas abrió una página donde decía: “la evidencia científica de la existencia de Dios que plantea la moderna física cuántica está basada en la primacía de la conciencia. La conciencia crea la realidad”. La cita correspondía al científico Amit Gozwami, que también había señalado el Ing, Pareja.

Mencionó a otro revolucionario de la teoría de la conciencia cuántica, Deepak Chopra, quien había calificado a Gozwami, “como una de las mentes más brillantes del mundo de la ciencia y la espiritualidad”.

CONCIENCIA CUÁNTICA, UNIVERSO Y EL ALMA

Habló de los avances en laboratorio sobre las neuronas del cerebro y la glándula pineal conectada al cosmos del físico y matemático ingles Roger Penrose, de la Universidad de Oxford y del doctor Stuart Hameroff, profesor emérito en el Departamento de Anestesiología y Psicología y director del Centro de Estudios de la Conciencia de la Universidad de Arizona.

La colección de famosas obras del científico y escritor norteamericano, Greg Braden, como “La Matriz Divina”, “Códigos de Sabiduría”, “Humanos por Diseño”, “Creación Espontánea de las Creencias”, “El Tiempo Fractal”, entre otros, adornaban su escritorio.

Gregg Braden, es un científico norteamericano y dice lo siguiente sobre el milagro: “es un suceso que parece inexplicable según las leyes naturales. Ahí es donde está su poder; es algo que ha ocurrido. Y en su presencia, cambiamos, debemos reconciliar el milagro con nuestras certezas previas porque un milagro que es posible para alguien es posible para todos”.

También habló sobre la ley hermética, cuyo origen está en el mismo filósofo del antiguo Egipto, Hermes Trismegisto. Este sabio de la antigüedad, del tiempo de los faraones, ya indicó, entonces, una precisión sobre Dios, que hoy la ciencia estudia.  “Aquí debemos hacer hincapié, no cabe la muerte en Dios, porque la voluntad de Dios es la vida y si todas las cosas están vivas, tanto las terrestres como las celestes, y la vida es una, entonces la vida es generada por Dios y Dios ella misma”. La triada hermética, recordó, Benjamín, es “Primero Dios, segundo, el cosmos, tercero, el hombre” y complementó otro detalle significativo de la teología hermética: “El bien es inalienable e inseparable de Dios, el bien es Dios mismo”.

Trismegisto, agregó luego, fue el gran profeta que anunció el advenimiento del cristianismo miles de años antes del nacimiento de Cristo. Aquí radica su importancia cuando hablamos hoy de conciencia cuántica. Dios habita nuestra mente y nuestra conciencia. Desde estos campos diferenciamos el bien y el mal, la virtud y el pecado, puntualizó Acosta.

 Igualmente, dijo que en la actualidad estas manifestaciones antes llamadas paranormales hoy pueden describirse con mayor precisión científica aplicando la moderna física cuántica. Recordó que el actor norteamericano Morgan Freedman, narró un documental del científico estadounidense, Dr. Stuart Hameroff, sobre sus investigaciones acerca de la existencia del alma.

Hameroff dice: “La información cuántica en los microtúbulos no se destruye; no puede ser destruida; simplemente se distribuye y se disipa por el universo. Es decir, en otras palabras, el alma no muere, vuelve al universo”.

“Esto ya no es metafísica, es verdadera ciencia”, dijo remarcando que en la actualidad todo se estudia aplicando la física cuántica.

También, recordó al Dr. Rick Strassman, quién afirma en una de sus investigaciones, “que la entrada del alma en el cuerpo humano se produce a través de la glándula pineal. La mente está en torno al cerebro como un campo holográfico en constante conexión con otros campos del universo”.

Strassman, médico clínico estadounidense escribió el libro “DMT: La molécula del espíritu”, donde demuestra que la sustancia química del Ayahuasca, planta alucinógena del Amazonas, también es producida por el cerebro humano.

“Esta sustancia, liberada naturalmente por la glándula pineal, facilita al alma su entrada y salida del cuerpo y es una parte integrante de las experiencias del nacimiento y la muerte, así como de los estados superiores de meditación e incluso de la trascendencia sexual”, describe en su obra el Dr. Strassman, según el profesor Acosta.

Reiteró sobre los hallazgos científicos del Dr. Hameroff, quién en uno de sus documentales sostiene: "El cerebro es una computadora biológica, con cien billones de neuronas cuyas conexiones sinápticas actúan como redes de información". Y según su teoría, "los microtúbulos dentro las neuronas del cerebro parecen estar en conexión con otras dimensiones del universo".

¿CONCIENCIA ES EPIFENÓMENO DEL CEREBRO?
EL ALMA VUELVE AL UNIVERSO
SUPRACONCIENCIA PARA LA FELICIDAD (Captura de imagen, Youtube)

El Dr. Manuel Sans Segarra, médico español con una larga carrera como cirujano, hoy difunde en redes sociales reflexiones con elevado grado de sabiduría sobre sus contactos con pacientes hospitalizados que tuvieron una Experienccia Cercana a la Muerte y es un defensor a ultranza sobre la existencia del alma.

En sus conferencias internacionales con frecuencia habla de la supraconciencia, una coonexión espiritual del ser humano con el Universo, condena el ego individual como factor de infelicidad y reclama a las familias de hoy no inculcar hábitos materialistas a sus hijos.

El Dr. Sans, personalidad reconocida en el mundo, dice en uno de sus videos lo siguiente: "Creo en una energía primera, en una conciencia cuántica  universal, en un diseñador inteligente".

Las investigaciones científicas sobre teoría de la conciencia cuántica, demuestran en la actualidad que es posible aceptar el concepto de Dios como suprema energía inteligente y la inmortalidad del alma que retorna al Universo después de la muerte física.

Las conferencias y entrevistas del Dr. Sans  reproducidas en RR.SS. tiene más seguidores que detractores y son una valiosa contribución al conocimiento universal, respecto del crecimiento espiritual para alcanzar, lo que él llama, la supraconciencia.

CONCIENCIA CUÁNTICA, UNIVERSO Y EL ALMA
¿CONCIENCIA ES EPIFENÓMENO DEL CEREBRO?

Hoy la moderna ciencia basada en la física cuántica ha redescubierto a Dios y la evidencia científica de su existencia está basada en la primacía de la conciencia. La conciencia es energía, y la energía tiene masa física, ejerce gravedad y puede generar cambios de una determinada realidad, dice Osvaldo Pareja Mariscal, ingeniero emérito, en su artículo: “Religiones, instrumentos de reconducción de valores humanos”, publicado en Temas cbba. ( 11/12/18).

Pareja, tomó en cuenta revelaciones expuestas en el libro: “Evidencias científicas de la existencia divina” del científico Amit Gozwami, Ph.D. en física cuántica por la Universidad de Calcuta, hijo de un gran Gurú hinduista, profesor del Departamento de Física de Oregón, EE. UU., quien entrelaza sus conocimientos místicos sobre espiritualidad y física cuántica en sus investigaciones sobre teoría de la conciencia cuántica.

Otro estudioso de la moderna ciencia cuántica es el profesor y filósofo boliviano Benjamín Acosta Miranda, quien sostiene: hoy, la espiritualidad, el milagro, la creencia y la fe se estudian a nivel científico”

Acosta trabajó en Bolivia en 2019 con un grupo de profesionales locales con estudios sobre espiritualidad y física cuántica abriendo una página Web en redes sociales para un proyecto planetario sobre experiencias paranormales referidas a la existencia del alma después de la muerte. 

“La existencia de Dios y del alma se investigan a nivel científico”, dijo cuando fue entrevistado por Temas cbba en 2020. Acosta creía que en la crisis político-electoral de 2019,  en Bolivia, se había manifestado un fenómeno cuántico que influyó en diversos hechos dando origen a cambios súbitos y colectivos.

La fe y creencia en Dios, está en nuestro interior. Por miles de años se proclamó la existencia de Dios frente a la indiferencia de la ciencia. La religión era opio del pueblo como dijo Carlos Marx. Hoy la ciencia nos acompaña y nos aproxima a Dios”, indicó.

También, argumentó sus propios conceptos acerca de la teoría de la conciencia cuántica: “La creencia era un concepto infundado y el milagro aparecido en diversas formas y expresiones, suponía ilusiones, fantasías y supersticiones”.

“La ciencia había erosionado nuestra creencia y fe, sin embargo, hoy comienza a redirigir sus investigaciones sobre conciencia cuántica, conciencia cósmica, existencia del alma y creencia en la vida eterna”, afirmó el profesor.

Acosta, siendo admirador de la periodista y escritora norteamericana, Lynne McTaggart, había participado mediante Internet en su proyecto llamado “Experimento de la intención”, en 2014, una consulta planetaria sobre experiencias personales y fenómenos paranormales calificados como milagros. Pronunciaba con bastante propiedad términos como “entrelazamiento cuántico”, “unicidad de pensamiento”, “coalescencia de intenciones”, etc., expuestos por el científico estadounidense Greg Braden, en su libro “La matriz divina”.

Posgraduado en una Ástika, una de las seis escuelas filosóficas ortodoxas de la India, Acosta, orientó sus conocimientos místicos y espirituales hacia nuevas tendencias de la moderna física cuántica.

“Nos enseñaron que la conciencia es un fenómeno secundario producto del cerebro. Un epifenómeno cerebral y esa teoría todavía se la defiende como racional y científica”.

 Pero, Acosta, aclaró que no es epifenómeno cerebral y hojeando un cuaderno de notas abrió una página donde decía: “la evidencia científica de la existencia de Dios que plantea la moderna física cuántica está basada en la primacía de la conciencia. La conciencia crea la realidad”. La cita correspondía al científico Amit Gozwami, que también había señalado el Ing, Pareja.

Mencionó a otro revolucionario de la teoría de la conciencia cuántica, Deepak Chopra, quien había calificado a Gozwami, “como una de las mentes más brillantes del mundo de la ciencia y la espiritualidad”.

Habló de los avances en laboratorio sobre las neuronas del cerebro y la glándula pineal conectada al cosmos del físico y matemático ingles Roger Penrose, de la Universidad de Oxford y del doctor Stuart Hameroff, profesor emérito en el Departamento de Anestesiología y Psicología y director del Centro de Estudios de la Conciencia de la Universidad de Arizona.

La colección de famosas obras del científico y escritor norteamericano, Greg Braden, como “La Matriz Divina”, “Códigos de Sabiduría”, “Humanos por Diseño”, “Creación Espontánea de las Creencias”, “El Tiempo Fractal”, entre otros, adornaban su escritorio.

Gregg Braden, es un científico norteamericano y dice lo siguiente sobre el milagro: “es un suceso que parece inexplicable según las leyes naturales. Ahí es donde está su poder; es algo que ha ocurrido. Y en su presencia, cambiamos, debemos reconciliar el milagro con nuestras certezas previas porque un milagro que es posible para alguien es posible para todos”.

También habló sobre la ley hermética, cuyo origen está en el mismo filósofo del antiguo Egipto, Hermes Trismegisto. Este sabio de la antigüedad, del tiempo de los faraones, ya indicó, entonces, una precisión sobre Dios, que hoy la ciencia estudia.  “Aquí debemos hacer hincapié, no cabe la muerte en Dios, porque la voluntad de Dios es la vida y si todas las cosas están vivas, tanto las terrestres como las celestes, y la vida es una, entonces la vida es generada por Dios y Dios ella misma”. La triada hermética, recordó, Benjamín, es “Primero Dios, segundo, el cosmos, tercero, el hombre” y complementó otro detalle significativo de la teología hermética: “El bien es inalienable e inseparable de Dios, el bien es Dios mismo”.

Trismegisto, agregó luego, fue el gran profeta que anunció el advenimiento del cristianismo miles de años antes del nacimiento de Cristo. Aquí radica su importancia cuando hablamos hoy de conciencia cuántica. Dios habita nuestra mente y nuestra conciencia. Desde estos campos diferenciamos el bien y el mal, la virtud y el pecado, puntualizó Acosta.

 Igualmente, dijo que en la actualidad estas manifestaciones antes llamadas paranormales hoy pueden describirse con mayor precisión científica aplicando la moderna física cuántica. Recordó que el actor norteamericano Morgan Freedman, narró un documental del científico estadounidense, Dr. Stuart Hameroff, sobre sus investigaciones acerca de la existencia del alma.

Hameroff dice: “La información cuántica en los microtúbulos no se destruye; no puede ser destruida; simplemente se distribuye y se disipa por el universo. Es decir, en otras palabras, el alma no muere, vuelve al universo”.

“Esto ya no es metafísica, es verdadera ciencia”, dijo remarcando que en la actualidad todo se estudia aplicando la física cuántica.

También, recordó al Dr. Rick Strassman, quién afirma en una de sus investigaciones, “que la entrada del alma en el cuerpo humano se produce a través de la glándula pineal. La mente está en torno al cerebro como un campo holográfico en constante conexión con otros campos del universo”.

Strassman, médico clínico estadounidense escribió el libro “DMT: La molécula del espíritu”, donde demuestra que la sustancia química del Ayahuasca, planta alucinógena del Amazonas, también es producida por el cerebro humano.

“Esta sustancia, liberada naturalmente por la glándula pineal, facilita al alma su entrada y salida del cuerpo y es una parte integrante de las experiencias del nacimiento y la muerte, así como de los estados superiores de meditación e incluso de la trascendencia sexual”, describe en su obra el Dr. Strassman, según el profesor Acosta.

Reiteró sobre los hallazgos científicos del Dr. Hameroff, quién en uno de sus documentales sostiene: "El cerebro es una computadora biológica, con cien billones de neuronas cuyas conexiones sinápticas actúan como redes de información". Y según su teoría, "los microtúbulos dentro las neuronas del cerebro parecen estar en conexión con otras dimensiones del universo".

EL ALMA VUELVE AL UNIVERSO
SUPRACONCIENCIA PARA LA FELICIDAD (Captura de imagen, Youtube)
¿CONCIENCIA ES EPIFENÓMENO DEL CEREBRO?
CONCIENCIA CUÁNTICA, UNIVERSO Y EL ALMA

El Dr. Manuel Sans Segarra, médico español con una larga carrera como cirujano, hoy difunde en redes sociales reflexiones con elevado grado de sabiduría sobre sus contactos con pacientes hospitalizados que tuvieron una Experienccia Cercana a la Muerte y es un defensor a ultranza sobre la existencia del alma.

En sus conferencias internacionales con frecuencia habla de la supraconciencia, una coonexión espiritual del ser humano con el Universo, condena el ego individual como factor de infelicidad y reclama a las familias de hoy no inculcar hábitos materialistas a sus hijos.

El Dr. Sans, personalidad reconocida en el mundo, dice en uno de sus videos lo siguiente: "Creo en una energía primera, en una conciencia cuántica  universal, en un diseñador inteligente".

Las investigaciones científicas sobre teoría de la conciencia cuántica, demuestran en la actualidad que es posible aceptar el concepto de Dios como suprema energía inteligente y la inmortalidad del alma que retorna al Universo después de la muerte física.

Las conferencias y entrevistas del Dr. Sans  reproducidas en RR.SS. tiene más seguidores que detractores y son una valiosa contribución al conocimiento universal, respecto del crecimiento espiritual para alcanzar, lo que él llama, la supraconciencia.

EL ALMA VUELVE AL UNIVERSO
SUPRACONCIENCIA PARA LA FELICIDAD (Captura de imagen, Youtube)

Hoy la moderna ciencia basada en la física cuántica ha redescubierto a Dios y la evidencia científica de su existencia está basada en la primacía de la conciencia. La conciencia es energía, y la energía tiene masa física, ejerce gravedad y puede generar cambios de una determinada realidad, dice Osvaldo Pareja Mariscal, ingeniero emérito, en su artículo: “Religiones, instrumentos de reconducción de valores humanos”, publicado en Temas cbba. ( 11/12/18).

Pareja, tomó en cuenta revelaciones expuestas en el libro: “Evidencias científicas de la existencia divina” del científico Amit Gozwami, Ph.D. en física cuántica por la Universidad de Calcuta, hijo de un gran Gurú hinduista, profesor del Departamento de Física de Oregón, EE. UU., quien entrelaza sus conocimientos místicos sobre espiritualidad y física cuántica en sus investigaciones sobre teoría de la conciencia cuántica.

Otro estudioso de la moderna ciencia cuántica es el profesor y filósofo boliviano Benjamín Acosta Miranda, quien sostiene: hoy, la espiritualidad, el milagro, la creencia y la fe se estudian a nivel científico”

Acosta trabajó en Bolivia en 2019 con un grupo de profesionales locales con estudios sobre espiritualidad y física cuántica abriendo una página Web en redes sociales para un proyecto planetario sobre experiencias paranormales referidas a la existencia del alma después de la muerte. 

“La existencia de Dios y del alma se investigan a nivel científico”, dijo cuando fue entrevistado por Temas cbba en 2020. Acosta creía que en la crisis político-electoral de 2019,  en Bolivia, se había manifestado un fenómeno cuántico que influyó en diversos hechos dando origen a cambios súbitos y colectivos.

La fe y creencia en Dios, está en nuestro interior. Por miles de años se proclamó la existencia de Dios frente a la indiferencia de la ciencia. La religión era opio del pueblo como dijo Carlos Marx. Hoy la ciencia nos acompaña y nos aproxima a Dios”, indicó.

También, argumentó sus propios conceptos acerca de la teoría de la conciencia cuántica: “La creencia era un concepto infundado y el milagro aparecido en diversas formas y expresiones, suponía ilusiones, fantasías y supersticiones”.

“La ciencia había erosionado nuestra creencia y fe, sin embargo, hoy comienza a redirigir sus investigaciones sobre conciencia cuántica, conciencia cósmica, existencia del alma y creencia en la vida eterna”, afirmó el profesor.

Acosta, siendo admirador de la periodista y escritora norteamericana, Lynne McTaggart, había participado mediante Internet en su proyecto llamado “Experimento de la intención”, en 2014, una consulta planetaria sobre experiencias personales y fenómenos paranormales calificados como milagros. Pronunciaba con bastante propiedad términos como “entrelazamiento cuántico”, “unicidad de pensamiento”, “coalescencia de intenciones”, etc., expuestos por el científico estadounidense Greg Braden, en su libro “La matriz divina”.

Posgraduado en una Ástika, una de las seis escuelas filosóficas ortodoxas de la India, Acosta, orientó sus conocimientos místicos y espirituales hacia nuevas tendencias de la moderna física cuántica.

“Nos enseñaron que la conciencia es un fenómeno secundario producto del cerebro. Un epifenómeno cerebral y esa teoría todavía se la defiende como racional y científica”.

 Pero, Acosta, aclaró que no es epifenómeno cerebral y hojeando un cuaderno de notas abrió una página donde decía: “la evidencia científica de la existencia de Dios que plantea la moderna física cuántica está basada en la primacía de la conciencia. La conciencia crea la realidad”. La cita correspondía al científico Amit Gozwami, que también había señalado el Ing, Pareja.

Mencionó a otro revolucionario de la teoría de la conciencia cuántica, Deepak Chopra, quien había calificado a Gozwami, “como una de las mentes más brillantes del mundo de la ciencia y la espiritualidad”.

¿CONCIENCIA ES EPIFENÓMENO DEL CEREBRO?
SUPRACONCIENCIA PARA LA FELICIDAD (Captura de imagen, Youtube)
CONCIENCIA CUÁNTICA, UNIVERSO Y EL ALMA
¿CONCIENCIA ES EPIFENÓMENO DEL CEREBRO?

El Dr. Manuel Sans Segarra, médico español con una larga carrera como cirujano, hoy difunde en redes sociales reflexiones con elevado grado de sabiduría sobre sus contactos con pacientes hospitalizados que tuvieron una Experienccia Cercana a la Muerte y es un defensor a ultranza sobre la existencia del alma.

En sus conferencias internacionales con frecuencia habla de la supraconciencia, una coonexión espiritual del ser humano con el Universo, condena el ego individual como factor de infelicidad y reclama a las familias de hoy no inculcar hábitos materialistas a sus hijos.

El Dr. Sans, personalidad reconocida en el mundo, dice en uno de sus videos lo siguiente: "Creo en una energía primera, en una conciencia cuántica  universal, en un diseñador inteligente".

Las investigaciones científicas sobre teoría de la conciencia cuántica, demuestran en la actualidad que es posible aceptar el concepto de Dios como suprema energía inteligente y la inmortalidad del alma que retorna al Universo después de la muerte física.

Las conferencias y entrevistas del Dr. Sans  reproducidas en RR.SS. tiene más seguidores que detractores y son una valiosa contribución al conocimiento universal, respecto del crecimiento espiritual para alcanzar, lo que él llama, la supraconciencia.

Hoy la moderna ciencia basada en la física cuántica ha redescubierto a Dios y la evidencia científica de su existencia está basada en la primacía de la conciencia. La conciencia es energía, y la energía tiene masa física, ejerce gravedad y puede generar cambios de una determinada realidad, dice Osvaldo Pareja Mariscal, ingeniero emérito, en su artículo: “Religiones, instrumentos de reconducción de valores humanos”, publicado en Temas cbba. ( 11/12/18).

Pareja, tomó en cuenta revelaciones expuestas en el libro: “Evidencias científicas de la existencia divina” del científico Amit Gozwami, Ph.D. en física cuántica por la Universidad de Calcuta, hijo de un gran Gurú hinduista, profesor del Departamento de Física de Oregón, EE. UU., quien entrelaza sus conocimientos místicos sobre espiritualidad y física cuántica en sus investigaciones sobre teoría de la conciencia cuántica.

Otro estudioso de la moderna ciencia cuántica es el profesor y filósofo boliviano Benjamín Acosta Miranda, quien sostiene: hoy, la espiritualidad, el milagro, la creencia y la fe se estudian a nivel científico”

Acosta trabajó en Bolivia en 2019 con un grupo de profesionales locales con estudios sobre espiritualidad y física cuántica abriendo una página Web en redes sociales para un proyecto planetario sobre experiencias paranormales referidas a la existencia del alma después de la muerte. 

“La existencia de Dios y del alma se investigan a nivel científico”, dijo cuando fue entrevistado por Temas cbba en 2020. Acosta creía que en la crisis político-electoral de 2019,  en Bolivia, se había manifestado un fenómeno cuántico que influyó en diversos hechos dando origen a cambios súbitos y colectivos.

La fe y creencia en Dios, está en nuestro interior. Por miles de años se proclamó la existencia de Dios frente a la indiferencia de la ciencia. La religión era opio del pueblo como dijo Carlos Marx. Hoy la ciencia nos acompaña y nos aproxima a Dios”, indicó.

. Redacción:
Simón Alberto Figueroa Reynaga

Periodista, Editor General de TEMAScbba, Miembro de la Sociedad de Editores y Redactores SER Cochabamba

- Leído: 404 veces -

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar…

Loading...