CASIANO AMURRIO: “HOY EXISTE PACTO CAMPESINO-OBRERO”

El revolucionario hoy con 87 años de vida anuncia que intentará ser candidato a concejal en su pueblo natal, Arbieto, en las elecciones municipales de 2020 para terminar con la corrupción.

CASIANO AMURRIO: “HOY EXISTE PACTO CAMPESINO-OBRERO”

“Hoy existe un pacto campesino-obrero en el poder. Yo veo muy difícil el retorno de los militares”, me dijo Casiano Amurrio Rocha, ex candidato presidencial del Frente Revolucionario de Izquierda, FRI, en las elecciones de 1978 cuando lo entrevisté en Arbieto, su pueblo natal. La pregunta era de rigor, pues él fue invitado en l964 para ser parte del primer pacto militar-campesino, inspirado por el Gral. René Barrientos Ortuño después del golpe de estado que depuso a Víctor Paz Estenssoro. Casiano recordó: “Cuando Barrientos me buscó en Arbieto me pidió que lo acompañe a diferentes concentraciones campesinas. Nunca acepté su invitación pese a que él era de Tarata, mi vecino. Mi pensamiento era diferente, después él me convirtió en su enemigo y fui preso por primera vez durante su gobierno”.

“Mi vida transcurrió desde entonces entre la clandestinidad, el destierro y la prisión”. Casiano ya era de izquierda y algunos narradores como Rodolfo Siñani lo recuerdan siendo muy joven en l948 cantado el himno nacional levantando en alto el puño izquierdo en su comunidad. Otro dato interesante es que Casiano organizó la primera Alcaldía Revolucionaria en Arbieto antes de la revolución del 52.  Pasa el mayor tiempo en su casa escribiendo sus memorias y piensa publicar  un libro que llevará por nombre “Kausaynin” (Mi vida) en quechua. Será su segundo libro, el primero fue un diagnóstico histórico y geográfico titulado “Municipio de Arbieto: Creación y Desarrollo”. Hoy tiene 87 años, sin embargo de su avanzada edad, se encuentra  lúcido para rememorar su historia revolucionaria con algunos esporádicos olvidos de lugares y fechas. No tiene dificultades al caminar con ayuda de un bastón por una afección reumática en una de las rodillas.

Lo vi con buen semblante después de 40 años. Me recibió en su casa, ubicada en la calle Nicasio Amurrio Peñaloza (nombre de su padre) a media cuadra de la plaza principal 20 de Diciembre en una amplia y acogedora sala saturada en sus paredes por fotografías en negro y blanco que muestran a un vigoroso Casiano en diferentes instancias de su vida agrícola y sindical donde destaca una foto junto a la legendaria dirigente minera de Siglo XX, Domitila Chungara de Barrios, su compañera de fórmula y otras fotos a colores de los últimos años con emblemáticos folkloristas como Gonzalo Hermosa de los “Kjarkas”. El lado izquierdo de su sala está dividido por una mampara, un lugar donde descansa en una cama su esposa Marcelina delicada de salud.

Conocí a Casiano una noche de octubre en 1977 en una reunión de la primera directiva de la clandestina Asamblea Permanente de los Derechos Humanos de Cochabamba en la Parroquia “Nuestra Señora de Loreto”, en la zona sud de la ciudad. Un hombre alto de rostro amable y espeso bigote nos estrechó las manos saludándonos cordialmente: Era el principal dirigente de la clandestina Federación de Campesinos Independientes de Bolivia. Recuerdo que Casiano nos dijo más o menos “…estamos organizados, pueden contar con nosotros…”. Vi la alegría de los presentes, Flaviano Unzueta dirigente de las juntas vecinales, la abogada Julieta Montaño, la profesora Silvia Barrón Rendón, Romeo Martha, los sacerdotes Pastor Montero, Eduardo Fogarty, Gerardo Müller y Gustavo Loza, ahora pastor evangélico. A finales de 1977 surgió la APDHB presidida por el padre Julio Tumiri Javier  y  comenzó la histórica huelga de hambre de cinco mujeres mineras de Siglo XX que pondría el fin al régimen dictatorial de Hugo Banzer.

CASIANO AMURRIO: “HOY EXISTE PACTO CAMPESINO-OBRERO” Imagen 1

CONSECUENTE CON SU IDEOLOGIA

“Yo pertenecí el Partido Comunista de Bolivia, PCB, incluso viajé a la URSS junto a otros 30 dirigentes comunistas del país para un curso de formación política” -me aclaró- “pero me di cuenta que desde la subida de Nikita Kruschov al poder del Kremlin, se había revisado la doctrina comunista que enseñaba Marx y Lenin y se hablaba de la coexistencia pacífica con el imperialismo yanqui”, enfatizó sus palabras. “Yo siempre apoyé la lucha armada como método para conquistar el poder y esa fue la razón para inclinarme a ser comunista maoísta, porque Mao seguía luchando contra el imperialismo”. Amurrió fue del comité ejecutivo de la COB y miembro del “Presídium” de la Asamblea del Pueblo en l970.

Fue exiliado en Chile después del cruento golpe de estado de Hugo Banzer, en 1971. Fiel a sus ideas de solidaridad internacional  cooperó con los voluntarios del presidente socialista Salvador Allende en la construcción de viviendas populares. Un día llegó a Chile desde el Perú Oscar “Motete” Zamora, donde se hallaba desterrado. Cuando Casiano y un grupo de sus seguidores decidieron volver a Bolivia, “Zamora hizo gestiones especiales y logró pasaportes para irnos a China Popular, pero yo no acepté, quise regresar al país para continuar la lucha contra la dictadura de Banzer”, me explica.

A su retorno por la frontera de Argentina organizó la Federación de Campesinos Independientes de Bolivia que dirigió la resistencia desde las áreas rurales. Después de la Masacre de Tolata, en l974, Casiano se mantuvo en la clandestinidad. También surgía en el Altiplano el Movimiento Revolucionario de Liberación Túpac Katari dirigido por Genaro Flores y Víctor Hugo Cárdenas. Para finales de l977, las fuerzas de izquierda estaban cohesionadas mientras declinaba el poder de Hugo Banzer. En enero de 1978, triunfó la huelga de hambre de las mujeres mineras que arrastró tras de sí una oleada de huelgas de hambre obligando al régimen de Banzer a convocar a elecciones democráticas para el 9 de julio de ese año y la libertad de los presos políticos y retorno de los exiliados. La Corte Electoral anuló el 20 del mismo mes los resultados de las elecciones por un escandaloso fraude que favoreció al candidato oficialista, Gral. Juan Pereda Asbún, quien al día siguiente bajó del poder a su padrino, Gral. Banzer con un golpe de Estado. Su gobierno duraría sólo cuatro meses hasta noviembre cuando fue alejado por otro golpe dirigido por el Gral. David Padilla Arancibia quien convocó a nuevas elecciones para 1979.

“Después de numerosos contactos, en la Paz logramos conformar el Frente Revolucionario de Izquierda (FRI) en el mes de abril del 78 con los partidos de izquierda para presentarnos a las elecciones. Todos coincidimos en elegir a Juan Lechín Oquendo como candidato a la Presidencia. Él no aceptó, nos dijo que sólo aceptaría si poníamos en sus manos un millón de dólares. De donde hubiéramos reunido semejante cantidad de plata, si todos éramos pobres”, recordó con claridad meridiana.  Le pregunté cómo habían salvado ese problema. “El entuerto fue salvado por Filemón Escobar que representaba a Vanguardia Obrera. Filipo dijo que había que presentar un frente del proletariado y sugirió mi nombre y de Domitila”. Hubo mucho debate pero ganó la idea de conformar un genuino frente popular, además era un homenaje a Domitila que con su huelga de hambre había derrotado la dictadura de Banzer.

El FRI, nace –dice Casiano- sobre la experiencia del FRA, Frente Revolucionario Antiimperialista. “Para mí era difícil aceptar la lucha electoral acostumbrado a la lucha armada. Recuerdo que en principio me negué. Fue el dirigente René Higueras del Barco quien dijo que había que respetar el centralismo democrático, acatar lo que dice la mayoría una norma en los partidos de izquierda.

CAMPAÑA CON DOMITILA

CASIANO AMURRIO: “HOY EXISTE PACTO CAMPESINO-OBRERO” Imagen 2

La campaña de Casiano y Domitila fue difícil de 15 años de gobiernos militares de diferente corte, unos represivos y otros pro-democráticos, como de los generales Juan José Torres Gonzales, David Padilla Arancibia y Celso Torrelio Villa, cada uno a su turno. Lo sorpresivo fue que Banzer, que dejó de ser presidente militar, de pronto se convirtió en candidato demócrata conformando su propio partido político, Acción Democrática Nacionalistas, ADN, que con el transcurso de los años, hasta 2003, mantendría influencia hasta su muerte por un ataque de cáncer.

Casiano -muy sincero- confesó: “Domitila siempre comenzaba los discursos en los lugares de concentración. Era más famosa”.  Visitaron diferentes lugares del país con pocos recursos económicos. “Cuando íbamos en tren hacia Uyuni, al pasar por Machacamarca, Domitila se puso a llorar. Recordó que años atrás estando perseguida por la dictadura, había perdido a un hijo recién nacido”. En Tarija el recibimiento fue apoteósico. Casiano dijo que la logística estuvo a cargo de “Motete” y fue en la plaza San Roque donde tenía la casa de sus padres. “Después, fuimos muy aceptados en universidades y las minas donde Domitila siempre fue recibida con aplausos”.

Esta primera experiencia electoral de las fuerzas de izquierda en 1978  logró escasa expectativa entre la población. La fórmula logró 234.450 votos, un 1.2%., recordó. Como dirigente del FRI, Amurrio fue diputado nacional en l985 cuando su partido formó alianza con el MNR de Víctor Paz Estenssoro y otros grupos de centro-izquierda.

Después del cruento golpe de Estado del Gral. Luis García Meza Tejada, el 17 de julio de 1980, fue detenido en Arbieto y preso en la cárcel de Chonchocoro. “Me fui a Arbieto, en mi casa bajo el ropero, muy disimulado,  había un hoyo para casos de emergencia. Allí me oculté, porque sabía que me estaban buscando”. Pero, los mercenarios de Luis Arze Gómez  llegaron a su casa.

“Mi hijo Vladimir estaba en la casa. También mi hija Tania. A la Tania la estaban golpeando, Entonces tuve que salir del hoyo para entregarme. Me llevaron a la Séptima División de Ejército colocándome una capucha negra cubriendo mi cara y allí me dieron una paliza del demonio”. Recordó que fue trasladado al tercer piso del edificio de fabriles donde funcionaban oficinas de las COD. “Allí le encontré a la Julieta (Montaño) que estaba detenida con su pequeña hija. Me dio mucha tristeza. También estaba el dirigente campesino Vitaliano Grágeda. Finalmente me llevaron a La Paz a unos cuartos habilitados como celdas en el edificio del Poder Legislativo que tenían nombres de los famosos hoteles Hilton y Sheraton”.

En ese lugar encontró a un dirigente universitario conocido como “El Roto” Era de la Facultad de Economía de la UMSA. “Estaba tiritando de frio. Le enseñé que siempre debía llevar doble y hasta triple ropa en el cuerpo. Llevar mucha ropa nos ayuda a soportar el frio y amortiguar los golpes de los tiras. Por lo menos nos ayuda a k’arapampear” (dormir en suelo frio y abierto).

Actualmente es presidente de la Asociación de Adultos Mayores de Arbieto y busca hacer realidad un proyecto de larga data, una Casa de Acogida para Personas de la Tercera Edad, con médicos especialistas en geriatría. También quiere ser candidato a una concejalía en las próximas elecciones municipales de 2020. “Quiero luchar contra la corrupción en la Alcaldía”, expresó.

“MI AMISTAD CON EVO”

¿Tienes acercamiento con Evo?, fue mi consulta. “Claro, Evo es amigo”. ¿Compartes su forma de gobernar? “El Evo, está realizando muchas obras importantes como las carreteras. Ha mejorado la renta dignidad y el sueldo mínimo nacional. Pero lo más importante es que está ayudando a los pobres, hay estabilidad económica, inclusión de los campesinos y de las mujeres en cargos públicos”. ¿Y el FRI todavía está en la mente?, insistí en mi pregunta. “Pues, sí, yo soy de izquierda y nunca cambiaré. Soy del FRI histórico, no del FRI que se apoderó Mesa, no comparto que la sigla se hubiera entregado a un representante de la derecha, es absurdo una alianza con Carlos Mesa. “Nosotros hemos publicado un documento donde reivindicamos el verdadero contenido ideológico del FRI”, remarcó. (El documento firmado por Casiano Amurrio, se difunde en redes sociales)

“Mi amistad con Evo -dice haciendo memoria- comenzó cuando Evo lanzó la Renta Dignidad en el CITE. Allí fuimos convocados personas de la tercera edad. Había una delegación grande de Arbieto. Me vino a buscar el hombre que le traicionó al Evo”. ¿De quién me hablas? “Del Contreras pues”, respondió. “Me dijo que debía darle la bienvenida con un discurso de 5 minutos”. En ese acto Evo le pidió que lo colabore y meses después inauguró el estadio de Arbieto donde el Presidente reconoció su lucha revolucionaria. Fue la ocasión para presentarle el proyecto de la Casa de Acogida para Adultos Mayores. “Para mi sorpresa, el Evo inmediatamente anunció que este proyecto ya está aprobado por su gobierno y autorizó un desembolso de 117 mil bolivianos para la compra de un terreno adicional”. La Alcaldía debía expropiar un lote de terreno y había dinero para ese objetivo, pero el dinero ya no existe, por ello Casiano tramita ante la Fiscalía de Tarata una acusación penal contra los responsables.

Al epilogar mi encuentro le pregunté qué pensaba sobre las actuales FF.AA. en Bolivia. Muy sereno Casiano me explicó: “Los militares tienen hoy otra mentalidad y sería muy difícil un retorno al poder. Tienen amargas experiencias, además el rol de las FF. AA. ya es diferente en el mundo”. Cavilando un instante antes de emitir una palabra más, Casiano abrió sus labios con una leve sonrisa… “Además hoy existe un pacto campesino-obrero, hay un fuerte avance de las clases populares, hay campesinos, hombres y mujeres en cargos públicos importantes, hemos aprendido a gobernarnos  y será muy difícil retroceder…”

Me despedí en la puerta de su casa con un fuerte abrazo y agradecí la generosidad de su camarada de partido Jorge Núñez, nexo y contacto que posibilitó esta entrevista. Me alegró saber que su nuevo libro está en borrador con unas 500 páginas. “Solo me falta revisar”, me comentó al almorzar  un chupe de lacayote acompañado de mote de choclo fresco con quesillo. Mi homenaje a Casiano Amurrio, al revolucionario consecuente con sus ideas, al valiente luchador contra las injusticias, al hombre que vivió perseguido, torturado, prisionero y exiliado.

Redaccion:

Simón Alberto Figueroa Reynaga

Simón Alberto Figueroa Reynaga

Periodista, Editor General Revista TEMAS cbba

cochabamba.safi@gmail.com